Cerca de 5.000 personas se manifiestan en Sangüesa contra el recrecimiento de Yesa

Bajo el lema “Yesa, por seguridad, ni un metro más”, cerca de 5.000 personas, según los organizadores, se manifestaban en Sangüesa, pidiendo la paralización de las obras del recrecimiento de Yesa. Esta concentración demostraba la intranquilidad que tienen los vecinos de la zona navarra por las obras del pantano. Mientras el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, insistía que en no hay ningún problema de seguridad para acometer las obras del recrecimiento

Esta era la segunda manifestación que se realizaba en los últimos meses en Sangüesa, pidiendo el cese de los trabajos del recrecimiento de Yesa. Luis Sola, miembro de una de las plataformas convocantes, pedía la elaboración de un estudio independiente sobre la seguridad del proyecto y de la presa, así como el desembalse del pantano

El alcalde de Sangüesa, Ángel Navallas, señalaba que la seguridad debe primar por encima de los riegos

Javier Jimenez, alcalde de Artieda, hacía constar que a pesar de los más de 80 millones de euros que se han invertido en asegurar las laderas, hay un gran riesgo para las poblaciones que están aguas debajo de la presa

Los manifestantes, en su mayoría vecinos de la zona navarra y de la comarca de la Jacetania , decían estar intranquilos, después de los deslizamientos de las laderas donde se está construyendo las obras del recrecimiento.

La gota que colmó el vaso fue el deslizamiento de la ladera derecha de las obras del pantano, que conllevó el desalojó de 60 viviendas de una urbanización del municipio de Yesa.

Desde la Confederación, su presidente Xavier de Pedro, ha señalado que no hay ningún problema de seguridad para acometer la obra del recrecimiento de Yesa. El presidente de la CHE ha anunciado que esta próxima semana, la Confederación presentará al Gobierno foral de Navarra y al Ayuntamiento de Yesa los informes que lo demuestran

Sobre cuándo podrán volver esos vecinos a sus casas, tras el desalojo del pasado mes de febrero, Xavier de Pedro apunta que la decisión deberá tomarla el Ayuntamiento de Yesa