El rescate del parapentista realizado por los bomberos desactivó a la Guardia Civil

Este fin de semana, los bomberos de la Ribagorza (que se encontraban como cada año en un reten en la propia feria de vuelo), el helicóptero del 112 y el 061 rescataban a un parapentista accidentado tras quedar enriscado en un barranco a 2100 m de altura.

El deportista, estaba participando en la Feria de vuelo de Castejón de Sos Al producirse el accidente se recibió, sobre las cinco de la tarde, la llamada de socorro al 112 por parte de compañeros del herido; a continuación, el 112 avisó a la Guardia Civil de montaña que inició el protocolo de llamada para recabar los datos oportunos y ponerse en marcha.

Minutos después, sobre las cinco y doce minutos, el 112 desactivó el rescate a la Benemérita siendo realizado por los Bomberos finalizando el servicio en torno a las 19 horas.

Lo bomberos acudieron al lugar del accidente y evaluaron la situación. Al comprobar que podían realizar la evacuación procedieron al trasladado de unos 200 m, al herido, donde aterrizo el helicóptero de la DGA del 112 volando al Hospital Miguel Server de Zaragoza

La subdelegación del gobierno en Huesca ha informado en una nota que, además de los bomberos, 112 y 061, intervino una patrulla de la Guardia Civil del puesto de Seira. Esta patrulla no es de rescate, se trata de los conocidos “rurales”.

Hay que recordar que La Ley 1/2013, de 7 de marzo, de Regulación y Coordinación de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de Aragón indica en su articulo 2 en los puntos “g” e “i” que son “funciones” de los Bomberos “la intervención en operaciones de rescate y salvamento en el medio natural” y “la intervención en operaciones de salvamento acuático y subacuático

Por tanto, se trata del primer rescate realizado de forma conjunta por miembros de Protección Civil y el helicóptero del 112 desde que se promulgo la ley.

El consejero de Política Territorial, Antonio Suárez, recordó recientemente que la competencia en los rescates de montaña es del Gobierno de Aragón y es quien decide los medios más convenientes a utilizar y aquellos que están a su alcance: tanto aquellos de los que dispone el ejecutivo autónomo como los que el Estado pone a su disposición, en este caso, la Guardia Civil

Por su parte el director de política territorial del Gobierno de Aragón en declaraciones a Radio Huesca, explico que “en ningún momento se ha pensado con esta Ley que la Guardia Civil deje de prestar el servicio”.

Es una ley que la DGA ha querido centrar en la prevención, extinción de incendios y salvamento y no en los rescates.