Nuevo fracaso de la negociación. La huelga de limpieza continúa su segundo mes

La reunión de este jueves entre empresas y trabajadores de la limpieza en el Salud volvía a fracasar. El colectivo entra de esta forma en el segundo mes de huelga convirtiéndose en uno de los paros más extensos de los últimos años en la Comunidad.

En Huesca, una decena de trabajadoras se reunía en la plaza de Navarra para volver a hacer visible su protesta. Los principales escollos son la ultractividad del convenio, para que no pierda vigencia una vez pasado el 7 de julio, y el establecimiento de una plantilla mínima.

En cuanto al convenio, la empresa no cede más allá de tres años, y las trabajadoras lucharán ante los tribunales por la cláusula que establece que siga vigente hasta que no se firme uno nuevo.

La plantilla es otro de los puntos más difícil en el acuerdo. Las trabajadoras exigen que se establezca una plantilla mínima que surja del cómputo del 90% de horas trabajadas. La empresa no lo acepta.

En todo este mes la higiene de los centros de salud y hospitales en la provincia ha sido aceptable. Los servicios mínimos eran del 100% en zonas delicadas como los quirófanos. Además, el seguimiento de las trabajadoras ha disminuido tras 31 días de huelga. Aseguran que es un esfuerzo inasumible para algunas familias, donde sólo entra un sueldo, así que se coordinan para repartir los días de huelga y los servicios mínimos.

El peso de esta presión lo están llevando desde Zaragoza donde dos hay personas en huelga de hambre, ha habido despidos y detenciones. Tras el último fracaso en las negociaciones decidían acampar en la plaza de la Convivencia.

Sin el acuerdo, la huelga continúa de forma indefinida, pero las trabajadoras quieren no aceptan la posibilidad de perder plantilla, ampliar su horario y reducir su sueldo.