Más de un millón de euros para que vuelva el suministro de agua a Benasque y Castejón

A -139 Borda Negro Ésera riada Benasque

Instituciones, cuerpos de seguridad y técnicos se reunían en Benasque para analiza cuál será a partir de ahora la ruta a seguir para conseguir que el Valle de Benasque vuelva a la normalidad. De momento ya se habla de importantes cifras. Por ejemplo, el restablecimiento de las redes de abastecimiento de agua en Benasque podría suponer más de un millón de euros aunque de momentos solo se hable de cifras aproximadas. Entre la última hora destacar que entre el viernes y el sábado podría abrirse de nuevo la carretera de Cerler aunque los técnicos siguen evaluando en qué condiciones. El acceso a LLanos del hospital se reestablecerá este viernes por la tarde.

De momento, la partida presupuestaria del Gobierno de Aragón está asegurada. El consejero de Política Territorial e Interior, Antonio Suárez, explicaba que se cuenta con un fondo destinado a actuaciones de emergencia. Añadía que de momento no se puede hablar de cifras, en especial en lo que a carreteras se refiere pero que el coste de restablecer las redes de abastecimiento de Benasque y Castejón de Sos podrían superara el millón y medio de euros.

En cuanto a la carretera de Cerler, anunciaba que entre el viernes y el sábado está previsto que ya se pueda circular por ella. Añadía que serán los técnicos quienes determinen en qué condiciones.

También se espera el dinero que el gobierno del estado invierta para cubrir gastos de emergencia, es decir, el que tiene como objetivo restituir el funcionamiento de los servicios públicos. Para una mayor cuantía deberán esperar a que se apruebe un Real Decreto con ayudas específicas.

En cuanto a la Confederación Hidrográfica del Ebro, su presidente avanzaba que se invertirán unos 3 millones de euros en la limpieza del río para quitar todos los tapones y en restaurar las defensas de los márgenes.

Xavier de Pedro, presidente de la institución respondía también a las críticas surgidas en las últimas horas sobre la necesidad de mantener los cauces limpios y explicaba que en las zonas pirenaicas las limpiezas son muy restrictivas debido a la protección medioambiental con la que cuentan.

Y el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, indicaba que, como en situaciones anteriores, cada una de las instituciones implicadas se haría cargo de determinadas competencias para que todo pueda volver a la normalidad.

Era la alcaldesa la encargada de notificar que, en un plazo máximo de una semana, los vecinos de Benasque podrán contar ya con agua potable.