Unos 200 voluntarios con 28 ambulancias y 6 uvi móvil en la Quebrantahuesos

El departamento de Salud y Socorros de Cruz Roja Huesca iniciaba el viernes por la mañana su dispositivo para dar la asistencia médica sanitaria en las marchas cicloturistas Quebrantahuesos y Treparriscos, que salen en Sabiñánigo el sábado y en las que hay prevista una participación de 10.000 corredores.

El resto del personal se ha ido incorporando de forma paulatina por la tarde y los últimos lo harán esta madrugada, de modo que a las 6 de la mañana del día 22 todos estarán en sus puestos.

En total 196 voluntarios de la institución, entre los que se encuentran 19 médicos y 20 enfermeros, atenderán cualquier tipo de incidencia que sufran los participantes a lo largo de los 200 kilómetros de recorrido, en el caso de la Quebrantahuesos, o los 80 kilómetros que harán en la Treparriscos.

También se han desplazado 34 ambulancias, entre las que hay 6 uvi móvil y se instalarán 3 puestos médicos avanzados en los puntos más estratégicos de la marcha. El primero de ellos estará situado en la zona de salida y meta, en Sabiñánigo; el segundo en El Portalet y el tercero en el puerto de Marie Blanque, en la vertiente francesa.

Como hospitales de referencia, si fuera necesario evacuar a alguna persona, están el Centro de Alta Resolución de Jaca, el hospital San Jorge de Huesca y el Miguel Servet de Zaragoza, en la parte española, y los hospitales de Pau y Olorón, en Francia.

Además se cuenta en todo momento con el apoyo del helicóptero del 112. De esas 34 ambulancias, 1 uvi móvil, 2 medicalizadas y 5 básicas, cubrirán de manera específica la Treparriscos.

Por otra parte y para garantizar las comunicaciones durante la jornada se ubicarán siete repetidores móviles de radio, atendidos también por voluntarios, a lo largo del recorrido. Cuatro de los puestos se situarán en la parte francesa y los otros tres en la española.

El Centro de Coordinación de Operaciones de la Prueba, (CECOP) está instalado en Sabiñánigo al mando del director del departamento de Salud y Socorros de Cruz Roja Huesca, Óscar Gracia, y junto a él habrá seis operadores de radio y un médico regulador.

El dispositivo desplegado por Cruz Roja se completa con un furgón albergue equipado con 550 mantas, entre otros materiales, por si las condiciones meteorológicas fueran adversas y se hiciera necesario prestar este tipo de asistencia.

La preparación del dispositivo ha hecho necesario un gran esfuerzo organizativo y desplazar voluntarios y medios de la institución desde las comunidades autónomas de Aragón, Valencia, Castila- La Mancha, Castilla- León, Madrid, La Rioja, País Vaso, Extremadura y Cataluña.