Consejos contra el calor: "beber agua antes de tener sed"

calor verano

La dirección general de Salud Pública ha puesto en marcha el plan de actuaciones preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud en Aragón para este año. Como siempre los mayores de 65 años y los niños deben tener cuidado. Hay que evitar exponerse al sol los días de mayor calor y beber mucha agua, “antes de tener sed”.

Como consejos generales para los días de mucho calor, se recomienda bajar las persianas y cerrar ventanas en las horas más calurosas, tomar baños de agua fría, la ingestión abundante de agua, llevar ropa ligera, no beber alcohol y no exponerse al sol en las horas punta, además de buscar las zonas de sombra siempre que sea posible. Asimismo, se recuerda prestar especial atención a los ancianos y niños, que son los más susceptibles de sufrir deshidratación, por lo que es importante controlar el agua que beben y no abusar del uso de los ventiladores porque también son un elemento causante de deshidratación.

Los calambres, la irritación de la piel, el agotamiento y una temperatura corporal elevada son los primeros síntomas del exceso de calor. Pueden llegar a ser graves si esa temperatura corporal es ya muy elevada, hay dolor de cabeza, vómitos y pérdida de consciencia. En estos casos se debe solicitar siempre asistencia médica.

Los grupos de mayor riesgo ante el exceso de calor son los formados por los mayores de 65 años y los menores de 5 (especialmente los bebés), las personas que realizan actividades de mucho esfuerzo físico, las afectadas por patologías previas relacionadas con el corazón o la obesidad y quienes toman determinados medicamentos. Asimismo, las personas en situación de exclusión social, las discapacitadas, los ancianos que viven solos y los dependientes de los cuidados de otras personas.