El suministro de agua de boca en Graus está garantizado

A pesar de los fallos en las dos bombas de captación y la rotura del eje del depósito de agua que abastece al término municipal de Graus, el suministro de agua de boca, según confirmaba el alcalde José Antonio Lagüens, está garantizado. Este sábado por la mañana, una grúa retiraba las dos bombas que se han trasladado a Zaragoza para su reparación y el depósito principal se sigue abasteciendo con el agua que se capta en otros puntos y se traslada en camiones cisterna.

Audio sin título
Audio sin título

Las dos bombas estropeadas se retiraban este sábado para proceder a su reparación. La previsión es que, el martes, una de ellas pueda estar, nuevamente, en funcionamiento.

Hasta entonces se va a seguir abasteciendo el depósito principal que se ubica en Torre de Obato, con el agua que se capta en Torres del Obispo, Capella y Campo y se traslada en camiones cisterna, uno del parque de bomberos de Graus de 35.000 litros y los de la empresa pública Sarga.

El depósito de reserva, que se encuentra en Graus, ha comenzado también a utilizarse, por lo que, en las próximas horas los vecinos percibirán cambio de presión.

El alcalde de Graus explicaba que, desde el viernes, por la mañana se trabaja para minimizar al máximo las consecuencias de esta situación, a la que ha habido que añadir la dificultad de encontrar una grúa que pudiera acceder hasta el lugar en el que se encuentra el punto de captación, teniendo en cuenta además que el camino de entrada se lo llevó la riada.

Se sigue pidiendo a los vecinos del término municipal de Graus que hagan un consumo responsable del agua.