En servicio el tramo de la autovía Tiermas-Límite de Navarra

Este lunes se ha puesto en funcionamiento un nuevo tramo de la autovía del Pirineo A-21, Pamplona-Jaca, en concreto el que va de Tiermas hasta el límite con la provincia de Navarra. Son 4 kilómetros de nueva vía, cuyos trabajos estaban prácticamente concluidos desde hace un año.

Se trata de un tramo de autovía de 4,3 km que permite dar continuidad a la autovía ya construida en Navarra. Es una alternativa a la antigua carretera N-240. Comienza poco antes del enlace de Tiermas y discurre en dirección Este – Oeste al Norte del embalse de Yesa y al Sur de la Sierra de Leyre hasta conectar con la autovía navarra.

Captará gran parte del tráfico de medio y largo recorrido de la antigua N-240, permitiendo una conducción mucho más cómoda y segura. El presupuesto invertido en la obra asciende a 28,59 millones de euros, cantidad que sumada al coste de redacción del proyecto, al importe estimado de las expropiaciones y a la asistencia técnica para el control y vigilancia de la obra arroja una inversión total de 30,42 millones de euros.

La parte navarra de la autovía del Pirineo, A-21, Pamplona-Jaca, lleva en funcionamiento y servicio desde hace un tiempo. Los navarros han cumplido sus deberes. Falta la parte aragonesa que corresponde al ministerio de fomento. Los 4 kilómetros que se han puesto en servicio este lunes, se unen a los 10 kilómetros de autovía que se abrió en su día en la zona del barranco de las Colladas.

El resto de los 40 kilómetros que faltan por ejecutar, están con obras paralizadas, pendientes de adjudicación, o pendientes de conclusión de proyectos. Los tramos entre Jaca y Santa Cilia, y Santa Cilia Puente la Reina que estaban en obras, hace unos meses se paralizaron los trabajos,

En la inauguración han estado entre otros, el secretario de Estado de Fomento y el Consejero de Obras Públicas del Gobierno de Aragón