La restauración de las pérgolas del Parque Miguel Servet se extiende hasta julio

El Parque Miguel Servet de Huesca está inmerso en un proceso de remodelación que prevé estar terminado en las próximas semanas. El Ayuntamiento de Huesca quería poner en valor este espacio céntrico de la ciudad y que presentaba zonas muy deterioradas. En estos momentos trabajan en la zona de las pérgolas y el último paso se dará a partir de octubre, cuando comiencen las obras para remodelar el espacio del Parque Bar.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

La restauración de las pérgolas ha sido más trabajosa de lo que esperaban y el trabajo, llevado a cabo por los alumnos de los talleres de empleo municipales, todavía está en proceso. Se han restaurado las columnas y viguetas una a una y cuando las coloquen volverán a tener plantas trepadoras para dar sombra.

El de las pérgolas no es el único espacio que se mejora. Ha habido trabajos en el quiosco de la música, la casita de Blancanieves, el entorno de la ludoteca, la antigua zona de baños o la rosaleda.

En esta zona se han eliminado muchos setos y se ha disminuido su altura. De esta forma la imagen del parque es más abierta.

A estos cambios se sumará, tras el verano, el del Parque Bar. Se quiere que este espacio tenga atractivo todo el año y esté más integrado en el parque.

El 31 de octubre acaba la actual concesión. Será entonces cuando adjudiquen las obras a una empresa externa y el Parque Bar renueve completamente su imagen. El edificio se situará en uno de los extremos del parque, en la zona de la calle Rioja, desde donde se podrá ver la panorámica de toda esa zona del parque. Tendrá una zona acristalada para su uso en invierno y desaparecerá la zona arbolada.