GA y Colegios de Médicos enfrentados por 73 plazas de médicos de atención continuada

Los Colegios de Médicos de Huesca, Zaragoza y Teruel, ven con preocupación el descenso de plazas de médicos de urgencias de Atención Primaria en Aragón. Hasta el momento en toda la Comunidad Autónoma hay 335 médicos de atención continuada, que son los profesionales que atienden las urgencias de los centros de salud, y con la nueva reestructuración denuncian la desaparición de 73 de esas plazas. El GA niega esta información y asegura que no se despide a ningún médico de atención primaria.

El Servicio Aragonés de Salud considera que “hay un sobredimensionamiento de recursos humanos” y que por ello debe proceder a su reorganización. “Las plazas amortizadas se ubicarán en otros centros donde sean necesarios”, aseguran fuentes oficiales.

Rosa María Gracia, vocal de médicos en precario del colegio oficial de Huesca, asegura que la creación de nuevas plazas no suple las amortizadas.

Esta reorganización surge del aumento de jornada laboral y el cambio de horarios en los centros de salud con su cierre por las tardes. Los médicos han pasado a trabajar dos horas y media más a la semana y el horario de Punto de Atención Continuada comienza dos horas más tarde, con lo que las necesidades cambian. El GA achaca estas decisiones a una mejor gestión de los recursos.

La vocal de médicos en precario también habla de una mayor flexibilidad y de que muchas plazas podrán trasladarse por todo el sector sanitario y no estar adscritas a un solo centro de salud. La jubilación de médicos es otro de los puntos que critica el comunicado de los Colegios de Médicos. Estos factores, aseguran, van a suponer una merma de la calidad asistencial y un aumento desmesurado de las listas de espera.