Bantierra, ADECCO e INAEM ponen en marcha el programa AIDER

El programa AIDER surge de un estudio realizado por la Fundación ADECCO, con el apoyo de Bantierra, cuyas conclusiones iniciales señalan el alto nivel de desempleo de las personas con discapacidad en el entorno rural de Aragón. Así pues, este programa nace con el objetivo de potenciar las habilidades, las aptitudes y la empleabilidad de este sector vulnerable de la sociedad aragonesa, ofreciendo un servicio de orientación e intermediación laboral a personas con discapacidad que se encuentran en situación de búsqueda de empleo.

Este programa se desarrollará entre los meses de julio a noviembre de 2013, a través de acciones formativas que tendrán lugar en las localidades de Tarazona, Ejea de los Caballeros, Calatayud, Barbastro y Alcañiz.

El Director Gerente del INAEM, Jorge Lorenzo Escario, el Director General de Fundación Adecco, Francisco Mesonero y la Directora de RSC de Bantierra, Jana Catalán, han dado luz verde al convenio de puesta en marcha del Programa AIDER, para el apoyo a la intermediación laboral de las personas con discapacidad en el entorno rural de Aragón.

Se realizará un número aproximado de 20 Talleres de Orientación Laboral, distribuidos entre en las localidades antes citadas. Dicho número, así como su distribución, puede variar en función del número de personas con discapacidad interesadas. En cada taller participarán entre 6 y 10 personas con discapacidad, todas ellas inscritas como demandantes de empleo en el INAEM y residentes en el medio rural.

La duración aproximada de cada taller oscilará entre tres y cuatro horas, dependiendo de las necesidades individuales de orientación de las personas discapacitadas.

Por parte de Bantierra, Jana Catalán directora de RSC de la entidad, ha expresado su satisfacción por esta iniciativa “que responde a los principios de responsabilidad social que Bantierra tiene asumidos con respecto al medio rural y que se plasman ahora en un programa que se hace aún más necesario en el marco de la actual crisis económica en que las personas con discapacidad corren el riesgo de ser los grandes olvidados del desempleo”.

El programa AIDER, en opinión de Francisco Mesonero, “es un ejemplo de cooperación interinstitucional en el que se trata de trabajar con todos, los aspectos esenciales en la búsqueda de empleo de cara a mejorar las aptitudes y actitudes de los discapacitados, consiguiendo así que puedan competir en el mercado con garantías”.

En su desarrollo, la Fundación ADECCO aportará los formadores y su amplia experiencia en el campo de la inserción de personas con discapacidad, en tanto el INAEM pondrá a disposición del programa los centros donde se impartirán los cursos, así como el proceso de selección de los candidatos, en tanto que Bantierra se encargará de la dotación económica del programa.