Los Coronas, actuación estelar de esta noche en Estoesloquehay

Zaidín se vuelve latino por un fin de semana. Mento, calipso, mambo, cumbia, chachachá son algunos de los ritmos que suenan en un Estoesloquehay con mucho sabor, que abarca la latinidad en sus diferentes y variadas caras. Uno de los grupos españoles de culto de la actualidad, Los Coronas, será el plato fuerte de hoy sábado en el escenario de Estoesloquehay, teloneados por los murcianos Crudo Pimento. Y cerrará la noche el dj oscense Ra Malone. Por la tarde, proyección de cortos premiados en Festival de Cine de Huesca y pasacalles musical de los leridanos Sonsonite, para trasladar los sonidos latinos al centro de la localidad.

La undécima edición de la muestra artística rural Estoesloquehay se estrenó ayer en Zaidín con la apertura de la exposición en el Ayuntamiento de parte del legado del prestigioso periodista local Joaquím Ibarz. Corresponsal de La Vanguardia durante más de 30 años en Latinoamérica, recopiló más de 3.000 piezas de artesanía popular latinoamericana y durante este fin de semana se expondrán alrededor de cincuenta de ellas.

La inauguración, con la presencia de Elisa Sanjuan, diputada de Cultura de la DPH, Marco Ibarz, alcalde de Zaidín, Pablo Pérez, director de la muestra, y familiares de Joaquím Ibarz, contó con la asistencia de numerosos vecinos de la localidad. Después Artea Teatro inició un divertido pasacalles de ambientación mexicana, que amenizó al público de todas las edades concentrado en Zaidín.

Ya por la noche, estrenaron el escenario los murcianos The Ben Gunn Mento Band, cuyos sonidos tropicales trasladaron a Zaidín hasta las playas del Caribe haciendo bailar a un público de todas las edades en una cuidada y colorista ambientación del espacio de las actuaciones, junto al Pabellón Polideportivo Municipal. Integrada por seis músicos de dilatada experiencia en la escena murciana, la formación recupera la tradición musical antillana interpretando antiguas canciones provenientes de Jamaica, Trinidad, Puerto Rico y Cuba. Con un sonido fiel a dicha tradición musical (construyen parte de sus instrumentos con este fin), nos acercan a lo que en su día fue el mento, el calypso y el son.

Antes de dar paso al polifacético Víctor Coyote, éste subió al escenario para compartir con los murcianos el gran éxito de Los Coyotes “De color de rosa”. Coyote repasó después sus éxitos acompañado de una excelente formación que contaba con Ricardo Moreno, batería de Los Ronaldos y Pedro Herrero, guitarra de Lucky Dados. Ante un público entregado, ofrecieron una particular mezcla de rockabilly y sonidos fronterizos en una actuación única. Víctor Coyote, gallego-madrileño, fue fundador del «sonido latino» de los ochenta con Los Coyotes en el momento en que  estallaba la "movida madrileña". Los Coyotes, el grupo del inquieto Víctor, inauguraron la escena punkabilly de la época y luego viraron hacia ritmos latinos. De ésta época son sus éxitos menores "Cien guitarras" o "Esta noche me voy a bailar". Coyote es también pintor, diseñador, director de videoclips (entre los que se incluye La Milonga del marinero y el capitán de Los Rodríguez), documentalista y escritor.

La noche terminó a ritmos tropicales con las Djs Muñeca Cruel y Tupinamba, cien por cien latinas herederas del dúo Sudacateca, selectoras de verdaderas joyas de electropop latino, cumbias psicodélicas, garaje, rockabilly, rock y ritmos tropicales que hicieron mover el esqueleto de los asistentes a Estoesloquehay en Zaidín hasta altas horas de la madrugada.

Los vecinos de Zaidín han mostrado su implicación y participación en la muestra, y expresaban su satisfacción por la realización de un evento enriquecedor de este tipo en su localidad. Según explicaba hoy el alcalde, Marco Ibarz, “el pueblo lo ha vivido con mucha expectación, porque un evento así colabora en que Zaidín sea más reconocido y da más vida a la localidad”. Los vecinos, que disfrutaron desde primera hora de la tarde con el participativo pasacalles de Artea Teatro, también se mostraban orgullosos de que los visitantes pudieran contemplar parte de las valiosas piezas del legado de Ibarz, a la espera de que se pueda crear una Fundación y abrir la Casa Museo.