Almuerzo reivindicativo para protestar a Endesa por el servicio y por un poste en la carretera a Chimillas

poste luz carretera Chimillas

Un poste de luz se encuentra dentro de lo que sería la ampliación y mejora de la carretera de acceso a Chimillas, desde la A-132, cuyas obras se están llevando a cabo desde abril. Parecía que su traslado unos metros iba a ser fácil, pero Endesa dice que hay que cambiar todo un tramo de línea eléctrica, de un transformador a otro, lo que supondría un coste de 40.000 euros, algo inasumible por parte de la Diputación Provincial, que financia las obras. Finalmente se ha decidido modificar el trazado, haciendo una mayor curva y dejando el poste fuera de la calzada. No convencidos con esta solución, los vecinos de Chimillas han organizado el próximo domingo a las 11 de la mañana, un almuerzo reivindicativo junto al propio poste, al lado de la carretera. Protestarán por esta situación y se aprovechará para reivindicar también mejoras en el suministro eléctrico a estos pueblos, que es francamente malo.

Tras varias semanas de paralización de las obras, y sin ninguna facilidad por parte de Endesa, que asegura que tiene que hacerse cargo del coste quien solicita el traslado del poste, se ha decidido finalmente variar el trazado de la calzada. Una opción que no deja satisfecho a nadie. La carretera tendrá una curva más pronunciada y, según el alcalde de Chimillas, Juan Manuel Ramiro, junto a ella seguirá el poste eléctrico, que supondrá un peligro para los conductores.

La respuesta de Endesa, cuyo suministro eléctrico a la zona deja mucho que desear, no ha gustado ni al ayuntamiento ni a los vecinos de Chimillas. Por ello, han decidido mostrar su protesta con un almuerzo reivindicativo junto al poste. Al mismo se invita también a vecinos de Banastás, Alerre o Yéqueda, pueblos que también sufren el mal suministro. La luz se va de estos pueblos en cuanto hace fuerte viento o hay tormentas.

Las obras comenzaron tras la Semana Santa. Se trataba de ensanchar y mejorar la carretera desde la intersección con la A-132 hasta Banastás, pasando por Chimillas. En este tiempo, se ha realizado la excavación, ensanche, apisonado del nuevo firme y una primera capa de asfalto, hace ya varias semanas, que ya está deteriorándose. Se ha completado una rotonda en la entrada de Chimillas, y se ha construido otra a la salida de este pueblo, en dirección a Banastás.Hormigones Grañén es la encargada de realizar esta obra, por un importe de 186.000 euros. Los trabajos consisten en ensanchar la calzada para crear dos carriles de 3 metros y dos arcenes de 0,50 metros.

La mejora de esta carretera es algo muy demandado por los habitantes de Chimillas y también de Banastás, ya que la anterior era muy estrecha y sinuosa, y son numerosos los vecinos que, desde hace unos años, residen en estos pueblos y realizan diariamente numerosos desplazamientos a Huesca por esta vía.

Comentarios