Los empresarios oscenses reclaman herramientas efectivas que faciliten el acceso a la financiación

Las dificultades para acceder a la financiación continúa siendo una de las principales preocupaciones de las organizaciones empresariales. Lamentan el retraso que se está produciendo en el proceso de reestructuración del sistema financiero y reclaman herramientas para la provincia de Huesca que sean efectivas y ágiles. Medidas que permitan a las pequeñas y medianas empresas continuar desarrollando proyectos que fomenten la creación de empleo.  El presidente de CEOS-CEPYME Huesca, Fernando Callizo, recuerda que el papel de las entidades financieras es el de “comprar y vender dinero”, aunque insiste en la necesidad de que lo hagan “estableciendo unos plazos y condiciones razonables”.  Destaca, además, la utilidad de herramientas como las que ha puesto en marcha el Gobierno de Aragón a través de AVALIA o SODIAR, aunque echan en falta una mayor agilidad y un acercamiento a la realidad del sector empresarial para que éstas sean “operativas y eficaces”.   En la actualidad, adelantaba Callizo, se está trabajando con la consejería de Economía en planes específicos para el Alto Aragón, similares a los que se están llevando a cabo en la provincia de Teruel, como el Plan SUMA Teruel, que les consta “está funcionando muy bien”.   Un asunto que se abordaba en la junta directiva y en el comité ejecutivo de la Confederación Empresarial, que se reunía esta semana en la capital oscense.    

Comentarios