El Grado hace realidad "El Molino de Chuaquín"

El Molino de Chuaquín Rudi Puyal Paricio

Habitantes de El Grado, representantes políticos de diferentes partidos y familiares de Joaquín Paricio se sumaron en una fiesta-homenaje en honor al que fuera alcalde de esta localidad desde 1995 a 2013. "El Molino de Chuaquín" fue uno de los proyectos sobre los que trabajó el alcalde gradense, fallecido el pasado marzo, y que este sábado se hizo realidad.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

El trabajo de Paricio tanto por su localidad como por el Alto Aragón destacó entre todas las alabanzas. "Su labor por el presente y el futuro de sus vecinos", fueron algunas de las palabras emotivas que de él se dijeron. El acto arrancó con un repaso a su trayectoria personal y política. La agente de Desarrollo del Ayuntamiento de El Grado, Ana Cosculluela, condujo el evento.

El actual alcalde de El Grado, Javier Puyal, destacó en su intervención que "tomar las riendas del ayuntamiento "le costó mucho, por surgir muchas dudas, además de responsabilidad, y porque Joaquín Paricio dejó el listón muy alto".

Por su parte, Miguel Gracia, vicepresidente de la Diputación Provincial de Huesca, fundador de Adelpa con Joaquín Paricio, lo recordó como uno de "sus adversarios políticos y sin embargo, amigo", porque "se podía dialogar con él", añadió Gracia.

Bajo un intenso sol, y los acordes de una gaita, la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi abrió el acto de inauguración, con los consejeros Roberto Bermudez de Castro, Presidencia; Dolores Serrat, Cultura; Ricardo Oliván, Sanidad; y el alcalde de El Grado, Javier Puyal. Rudi fue la encargada de cerrar la primera parte de la celebración e inaugurar el nuevo molino. A partir de ahora, se convierte en la Oficina de Turismo del municipio y donde se instaló una placa homenaje.

"El Molino de Chuaquín" alberga una sala interpretativa con la maquinaria original del molino, un "Espacio Parchís". Rudi firmó en el libro de oro, y escribió "recuerdo a Joaquín Paricio, un buen alcalde de este municipio durante 18 años, buen amigo y persona, de los que honran a la política con su dedicación y esfuerzo".

Numerosas personas, se sumaron al homenaje, también asistieron Gustavo Alcalde, delegado del Gobierno de Aragón; Santos Larroya, vicepresidente de la Comarca de Somontano, concejales del Ayuntamiento de El Grado, diputados provinciales, alcaldes de varios municipios y otras auoridades.

Los Titiriteros de Binéfar pusieron la nota festiva, y recordaron a su hermano y tío con una actuación de música y baile, junto al molino. El proyecto global de rehabilitación del edificio ha tenido un coste de 700.000 euros, con aportaciones de la DPH, fondos europeos Leader, Gobierno de Aragón y la Comarca de Somontano. Con colaboraciones de Ibercaja y La Caixa, a través de sus obras sociales. Las obras, se han completado con un acceso desde la A-138, realizado por la DGA.

Comentarios