El PAR vuelve a exigir a Fomento que negocie con Aragón las servidumbres del Aeropuerto de Lérida

El Presidente intercomarcal del Alto Aragón del Partido Aragonés (PAR), Joaquín Serrano, reclamaba al Ministerio de Fomento que “retire y negocie con Aragón las servidumbres del aeropuerto de Lérida”, tras la difusión del auto del Tribunal Supremo que suspende los apartados relativos a la injerencia territorial en Aragón, incluidos en el Real Decreto de octubre por el que fueron establecidas las citadas servidumbres.

Según declaraba Serrano, “no tenía sentido que otra comunidad informara preceptivamente sobre planes urbanísticos de municipios aragoneses y que no se contara con Aragón para nada”. Por ello, recordaba que impulsaron resoluciones de las Cortes de Aragón y de la Diputación de Huesca contra ese Decreto que fueron aprobadas por unanimidad, pidiendo su derogación o corrección. “Ahora el correctivo procede de los tribunales en respuesta al recurso del Gobierno de Aragón”, señalaba.

Para el presidente intercomarcal del PAR, “no debería haberse llegado a esta situación absurda. Más aún cuando recientemente, Fomento aprobó una modificación del procedimiento para establecer las servidumbres aeroportuarias en general, favoreciendo la participación y los derechos de los afectados; unas normas que pocos meses antes no se aplicaron a los territorios aragoneses, ya que entonces ni siquiera se consultó a Aragón, ni a nuestros municipios afectados, sino que Fomento utilizó la legislación predemocrática de 1972”.

Serrano concluía afirmando que “no es aceptable que Fomento desoiga las peticiones de Aragón para ser tenido en cuenta. Por eso, a la espera de sentencia, el auto del Supremo es un correctivo por el que en vez de prolongar el litigio, el Ministerio debe escuchar y respetar a Aragón y ceder a favor de la cooperación”. Considera además que hay que buscar la mejor fórmula de cooperación entre el Ministerio de Fomento y los Gobiernos autonómicos de Aragón y Cataluña para hallar la solución a este asunto absurdo, sin injerencias.

Comentarios