El Ayuntamiento de Castejón de Monegros pedirá alternativas de financiación a la DGA para Casa Ferrer

El Ayuntamiento de Castejón de Monegros ha mostrado su preocupación por el estado de la denominada Casa Ferrer, una casa rural en el centro de la localidad que desde 2008 ha puesto a las partes implicadas en desacuerdo, y pide una reunión con el Ejecutivo autonómico para buscar alternativas al pago de las obras de consolidación, que tanto esta administración como el juzgado nº1 de Huesca ordenaron, por parte de dicho consistorio, el cual ya propuso el derribo hace cinco años.  El Ayuntamiento abogó en 2008 por el derribo dado el deterioro que presentaba el inmueble y la inseguridad que aún hoy representa para los vecinos de la zona, cuando según la alcaldesa de la localidad, Ana Puey, la situación "ha empeorado" porque Apudepa intervino para impedirlo exigiendo la catalogación de esta construcción cuya última reforma se hizo a principios del siglo XVIII, algo que el Gobierno de Aragón aprobó.   El juzgado nº1 de Huesca suspendió el derribo propuesto por el consistorio de la localidad y ratificó la necesidad de conservación del inmueble que sostenía Apudepa, pero el Ayuntamiento alega que a quien corresponde acometer estas obras es al propietario y que este desoye las órdenes de ejecución e instancias de los diversos actores. El Consistorio informa de que la reforma del muro de contención está prevista en 30.000 euros y no están dispuestos a acometerlo con dinero público porque unos 14 inmuebles en la localidad están en una situación similar a la de Casa Ferrer. 

Audio sin título
Comentarios