Los directivos aragoneses creen que “se está tocando fondo”

Los directivos aragoneses creen que se está tocando fondo. Así lo reflejan los resultados del Indicador de Opinión ADEA del primer semestre de 2013, que la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón ha presentado.

Dicho proyecto consiste en una encuesta que recoge las impresiones de los directivos sobre diferentes aspectos relacionados con la situación económica y que, en esta ocasión, han respondido 247 personas de las áreas de dirección general, financiera, comercial y de recursos humanos, a cuestiones relacionadas con aspectos como la financiación, evolución de la plantilla, cifra de ventas y balanza comercial.

Financiación

Se mantienen las dificultades para obtener financiación, con un 30 % de los encuestados que manifiestan que este aspecto ha empeorado. Sin embargo, en las estimaciones para el próximo semestre se reduce sensiblemente este porcentaje hasta un 16,7 % y aumentan significativamente las respuestas que prevén que la situación mejorará en el próximo semestre, alcanzando un 33,3 %.

El presidente de ADEA, que ha reclamado  “mayor financiación para pymes y particulares”, ha atribuido dichas dificultades de financiación a “la elevada tasa de morosidad del 11 %, las exigencias de aprovisionamiento a la banca española, la falta de actividad y nuevos proyectos, debida, entre otros factores, a las dificultades burocrático administrativas del país y una, todavía patente, aversión al riesgo”.

Evolución de la Plantilla

Se mantiene la impresión de estabilidad de las plantillas en un 72,7 % de los casos, que aumentaría en el segundo semestre del año. Además, disminuye el porcentaje de los encuestados que estima reducir plantilla, pasando de un 18,2 % a un 10,5 %. Según los resultados de la encuesta “parece que se está tocando fondo, teniendo los directivos una mayor sensación de estabilidad y de menor destrucción de empleo”, ha declarado Arenere, añadiendo que “no sólo debe utilizarse la palanca de la reducción de empleo, sino también la mejora de eficiencia con procesos y nuevas tecnologías”.

Evolución de la cifra de ventas

En cuanto al comportamiento de las ventas en el mercado interior, las respuestas evidencian la situación de atonía en el consumo, con un estancamiento generalizado y, en ocasiones, con leves retrocesos, lo que “está relacionado con la situación de no crecimiento de Europa y de China, que ha pasado de crecer el 10 al 7,4 %, y esta ralentización afecta a toda la economía”.

Sin embargo, las perspectivas del segundo semestre, apuntan a un crecimiento en ventas, al menos en el 11,1 % de las respuestas recibidas.

Exportaciones

Según el presidente de los directivos aragoneses “las exportaciones han tenido buen comportamiento, el año pasado y en lo que va de este, pero si se confirma el no crecimiento de Europa, puede haber un problema, pues España es el país europeo que más está creciendo en este aspecto”. Esto, ha añadido Arenere “está animando a muchas empresas españolas y de Aragón a buscar nuevos mercados con más crecimiento, como África, Estados Unidos, etc.”.

Los datos relativos a exportación que se desprenden en esta encuesta reflejan la mejor evolución de la serie desde su inicio en diciembre de 2010. Las previsiones para el segundo semestre apuntan a la estabilidad (85,7%) y ninguna respuesta estima posibles empeoramientos.

Importaciones

En el caso de las importaciones, con un comportamiento estable en el 50% de los casos, es notable la impresión de mejora, “por primera vez desde que se puso en marcha el indicador, empieza a verse una mejora significativa en importaciones, lo que podría estar muy relacionado con la adquisición de bienes de equipo, primer paso para mejorar la competitividad y capacidad de producción”.

Salvador Arenere se ha referido también a los impuestos, afirmando que “somos el quinto país en cuanto al impuesto de sociedades y el tercero en tipos máximos de IRPF”, aunque “el incremento de los tipos impositivos no se corresponde con mayores ingresos” y ha afirmando que estos tipos más altos “son una barrera para atraer a las empresas”.

Comentarios