Se cumple un mes de la riada del Valle de Benasque

El 18 de junio el Valle de Benasque amanecía con mucha más agua de lo habitual. Las fuertes lluvias y el deshielo hacían que el río Ésera se desbordase en diferentes zonas del territorio y que la fuerza del agua causase importantes desperfectos. Desde el minuto cero, las labores de reconstrucción comenzaron y un mes después, las máquinas siguen trabajando en las carreteras afectadas y en el cauce del río.

Audio sin título
Audio sin título

En menos de 72 horas los servicios básicos se restituyeron. También fueron muy rápidos los trabajos en aquellas carreteras que mantenían a algunos vecinos aislados. Todo ello se consiguió gracias a la colaboración de las diferentes administraciones y en especial, a la ayuda de Protección Civil, trabajadores municipales, Guardia Civil o Unidad Militar de Emergencias. Aún así, esas labores fueron pequeños parches que poco a poco ya se están convirtiendo en las reconstrucciones necesarias, algo que no quita para que tanto vecinos como turistas vivan con total normalidad en el Valle de Benasque.

A día de hoy, Benasque sigue sin tener potabilizadora pero para este mes de agosto se contará con un nuevo pozo con el objetivo de poder abastecer de agua a todos los visitantes.

En cuanto a las comunicaciones, ya se puede acceder en coche a todos los puntos habituales, incluidas diferentes zonas de Llanos del Hospital, aunque los trabajos continúan tanto en las pistas como en la A – 139 una vez pasado Benasque y en la N – 260 entre Seira y Castejón de Sos, una zona en la que por la noche se cuenta con cortes al tráfico y por donde solo pueden circular vehículos ligeros. Las labores se centran también en la carretera de Benasque a Anciles y en los puentes más afectados por la riada.

De forma paralela se sigue trabajando en el cauce del río, donde se continúa trabajando en el calzado de los muros y en las escolleras.

Y mientras estas actuaciones se llevan a cabo, el Valle de Benasque sigue acogiendo, sin problemas a todas aquellas personas que desean pasar el verano en una zona más verde que nunca y que, en pleno mes de julio, ofrece la posibilidad incluso de ver la nieve.

Comentarios