Panticosa preparada para los Campeonatos de España de BTT

Hasta el domingo 21 se celebran en Panticosa, en sus modalidades de cross country olímpico y descenso, los Campeonatos de España de BTT. Se espera una destacada presencia de corredores aragoneses, como los oscenses Borja Atares y Javier Regaño, en la categoría máster 30, el júnior David Lampre o el cadete Jon Pardo, que han disputado la DH Internacional de la Copa Catalana, prueba que finalizaron entre los 11 primeros de sus respectivas categorías.

El circuito para las pruebas de relevos y cross country es completamente nuevo y se emplaza en el Balneario de Panticosa, un núcleo situado a ocho kilómetros de la localidad de Panticosa, y situado a más de 1.600 metros, con lo que la altitud será un factor fundamental a la hora de que se diluciden los títulos.

El recorrido, de 4.480 metros por vuelta y con un desnivel acumulado de 136 metros, transcurre por el núcleo urbano del Balneario, así como por los senderos de montaña aledaños y la pista de fondo donde se practica esquí nórdico durante el invierno.

Tras la salida se accede al camino que asciende hasta la Fuente de la Belleza, un ancho sendero con un piso variado de piedras y tierra. Después de la subida se enlaza con un estrecho camino entre pinos para regresar hacia el núcleo urbano y rodear la central eléctrica así como el refugio de montaña ‘Casa de Piedra’.

La segunda parte del recorrido tiene como eje la pista de fondo, en césped, alternando fuertes rampas de subida con tramos más rápidos y suaves, sin olvidar un par de senderos que romperán con el ritmo de este sector.

Finalmente, la tercera y última parte del circuito, rodea el Lago del Balneario para ascender por un zigzagueante sendero hasta llegar al mirador del propio lago. Después de una fuerte y pedregosa rampa de bajada se regresa a la pista de fondo, la cual conduce alternando algún tramo de sendero hasta el final del circuito.

Modificación del recorrido DH

Por su parte, el trazado del descenso se ha reducido de los 2.400 metros de 2012, a 1.900 en esta ocasión, con 361 metros de desnivel entre la salida y la meta. El recorte afecta a la primera parte del mismo, con el fin de facilitar la salida de los ‘bikers’, y a un tramo intermedio.

El descenso se inicia una zona abierta durante 500 metros hasta llegar a la zona de bosque donde los ‘descenders’ se enfrentarán con cuatro curvas peraltadas que enlazan con una zona técnica llena de saltos y recepciones que ponen a prueba la destreza de los pilotos. En seguida, se llega al primer cruce de pista, donde un salto de cuatro metros realizado con estructura de madera permitirá volar sobre la misma, aunque hay una alternativa para rodar.

Empieza aquí la nueva zona del recorrido. Se trata de un espectacular y pendiente tubo lleno de obstáculos, donde cada corredor tendrá que planificar su trazada para que sea más rápida y directa que la de los adversarios. De este tramo por medio de otro gran vuelo que enlaza con una zona llana y abierta que lleva hasta la última parte del descenso.

Después de pasar por un espectacular ‘wallride’ al borde de una empinada ladera, se entra en un callejón lleno de grandes piedras, la zona más dura del recorrido ya que se llevan dos minutos de bajada en tensión, para finalizar cruzando el río Bolática y enlazando un peralte y una plataforma de tierra para cruzar la línea de meta.

Comentarios