La CHE confía en que los vecinos de Yesa vuelvan a sus casas a finales de año

La Confederación Hidrográfica del Ebro, CHE, ha comenzado este jueves la segunda fase de las obras de estabilización definitiva de la ladera derecha del embalse de Yes. EL objetivo, según el presidente de este organismo, Xabier de Pedro, es ‘garantizar plena la seguridad tanto de instalaciones como de urbanizaciones de la ladera’.

La obra supone una inversión máxima de 15 millones de euros. En cuanto a los vecinos desalojados de las urbanizaciones de la citada ladera, la CHE confía en que a finales de año puedan volver a sus casas.

Los trabajos que se han iniciado de esta segunda fase consistirán en completar la excavación de descarga en la parte superior de la ladera hasta totalizar 1.500.000 m³, de los que 500.000 m³ han sido extraídos en una primera fase; en la construcción de unos muros de contención en la zona del pie de la ladera y en la instalación de anclajes de sostenimiento en la zona central y de elementos de auscultación.

Una vez excavada la ladera, se realizarán bermas que serán impermeabilizadas y se dotará a la ladera de sistemas de drenaje de las aguas pluviales. Las actuaciones a pie de ladera incluyen la formación de muros con bloques de hormigón entre las cotas 460 y 520 y rellenos bajo cota 490.El diseño de la obra de emergencia incluye una serie de medidas correctoras dirigidas a reducir su impacto ambiental como son la extensión de tierra vegetal sobre los taludes, hidrosiembra y plantación de árboles. También se mejorará la red de abastecimiento de las urbanizaciones que se vieron afectadas por el movimiento y la línea aérea de suministro eléctrico.

Además De Pedro ha añadido que se está auscultando la ladera y detectando desde hace tiempo las grietas y fisuras de tracción que han aparecido en el perímetro de la zona acotada del deslizamiento. Estas rupturas del terreno no son nuevas, corresponden a un proceso normal de adaptación de la ladera a las nuevas condiciones de equilibrio al variar su talud natural por otro más estable, contribuyendo también la propia vibración de la maquinaria, y las grietas pueden reproducirse en todo el perímetro hasta que se consolide totalmente el terreno.

Comentarios