Robres acoge la exposición “Museo de la Posguerra” hasta fin de año

Centro de Interpretación de la Guerra Civil

Numeroso público se daba cita en el Centro de Interpretación de la Guerra Civil en Aragón, ubicado en la localidad monegrina de Robres, para asistir a la inauguración de la exposición titulada “Museo de la Posguerra”. La muestra se podrá ver hasta fin de año, los sábados de 11 a 14 horas y de 18.30 a 20.30 horas, y domingos y festivos de 11 a 14 horas.

El Museo de la Posguerra es un proyecto expositivo y audiovisual que aúna divulgación histórica e investigación. Los autores son Josan Casabona y Sofía Jiménez Castillón, dos historiadores zaragozanos que fueron beneficiarios de una subvención de la DGA dentro del ya desaparecido programa “Amarga Memoria”.

Como explicaba la historiadora, esta exposición tiene como objetivo acercarnos al conocimiento de la posguerra (1939-1955), a través del testimonio oral de las personas que vivieron esta etapa de la historia reciente. Sus recuerdos narrados en primera persona brindan un relato histórico diferente y necesario, pues esa información no está incluida ni en los archivos documentales ni en los textos impresos ni en las versiones oficiales de lo ocurrido. Escuchar a partir de las propias palabras, voz y gestos de la gente la "historia experimentada", es devolverles su papel en la historia.

La exposición consta de una parte audiovisual y otra expositiva. La parte audiovisual recoge fragmentos de las entrevistas y unas pequeñas piezas documentales, tituladas “Sonrisas robadas”, en las que se aborda el tema del robo de niños, “Caídos por España” donde el historiador José Luis Ledesma habla sobre la Causa General y “De la celda a la tumba” donde se tratan las durísimas condiciones que sufrieron los presos y presas republicanas en la cárcel zaragozana de Torrero.

En cuanto a la parte expositiva, está dividida en tres ejes temáticos. El primero se denomina “Purificar España: la eliminación de las disidencias”  y se centra básicamente en los diferentes mecanismos legales de represión durante la posguerra:  la Ley de Responsabilidades Políticas, la Causa General informativa de los hechos delictivos y otros aspectos de la vida en la zona roja desde el 18 de julio de 1936 hasta la liberación, los campos de concentración de prisioneros, los Batallones de Trabajadores forzosos, la Ley para la Represión de la Masonería y el Comunismo y, finalmente, el Patronato Central de Redención de Penas por el Trabajo.

El segundo eje temático trata sobre “La mujer y el franquismo” y los diferentes medios que usaron los nacionales para extender un ideal de mujer sumisa, devota, pasiva, perfecta ama de casa y abnegada madre de familia. La tradicional cultura machista del país, mitigada en cierta medida durante la República por las disposiciones gubernativas favorables a la mujer, vuelve con más fuerza que nunca durante la Posguerra. Para la ideología franquista la mujer es el ángel del hogar. Su lugar está en la casa, consagrada al cuidado del marido y de los hijos. Este eje temático consta de una serie de paneles dedicados a la Sección Femenina, al Servicio Social, a Acción Católica y al Auxilio Social.

El tercer y último eje temático se titula "Iglesia Católica y franquismo: la espada y la cruz" y en él se aborda de qué manera la Iglesia Católica dotó al alzamiento militar de 1936 de una legitimación ideológica y religiosa, al introducir el término de "cruzada" en el discurso político de los vencedores.

Comentarios