El Ayuntamiento de Panticosa llevará a la CHE a los tribunales si explota el salto del Pueyo

El motivo es si no recoge las legítimas reclamaciones de los propietarios del monte e instalaciones, que son el Quiñón(Hoz de Jaca) y Ayuntamiento de Panticosa. El alcalde, Ricardo Laguna, considera, que después de finalizar la concesión hidráulica del ‘’salto del Pueyo’’, de la que era beneficiaria EIASA, la concesión para la ocupación de los montes de utilidad publica, está caducada, al ser propiedad municipal, según la concesión original de montes del año 1925.

Igualmente afirma que es imposible la explotación por parte de la CHE, sin tener en cuenta el derecho de propiedad. Si bien la ley de aguas refleja que revertirán a la Confederación las instalaciones situadas en dominio publico hidráulico, como alega la misma, Laguna precisa que también es cierto que la concesión de montes del citado año, amparada por la ley actual, indica que las instalaciones situadas en monte público revertirán al propietario de esos terrenos.

Independientemente de consideraciones legales el alcalde panticuto manifiesta que ha intentado buscar un acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Ebro para evitar el llegar a los tribunales. Este extremo considera que solo puede llevar a un perjuicio de los vecinos del Quiñon de Panticosa y del conjunto de los ciudadanos derivado de la paralización de la instalación.

Igualmente señala que a pesar de haber mantenido varios contactos y reuniones con la CHE, en las cuales se pidió que los beneficios de la explotación repercutieran directamente en los vecinos del Quiñon y de Panticosa, la postura de esta ha sido inflexible, amparándose en un análisis sesgado y ‘’rápido’’ de la situación legal por parte de la Abogacía del Estado.

Como conclusión Ricardo Laguna, ha comentado que ejecutara las acciones legales que considere oportunas de no aceptarse por CHE las condiciones a una nueva concesión de montes aprobadas en pleno extraordinario por el Ayuntamiento de Panticosa con fecha 22 de julio de este año, o bien reviertan las instalaciones a sus legítimos propietarios, el Ayuntamineto y Quiñon de Panticosa..

Comentarios