El Ayuntamiento de Jaca afirma que cumple los plazos en las obras de la Calle del Obispo

Las obras de peatonalización de la Calle del Obispo están “cumpliendo los plazos previstos” y este viernes se quiere echar ya el hormigón del primer cuadrante que se ha establecido para ejecutar la actuación, con lo que se busca que esta zona sea más transitable durante el mes de agosto. Además, los trabajos se intentan desarrollar causando “las menores afecciones posibles a los negocios”, según ha afirmado el alcalde de Jaca, Víctor Barrio.

El alcalde jaqués acompañado del concejal de Hacienda, Daniel Ventura, y el encargado de obra se han reunido recientemente con los comerciantes de esta calle, con el objetivo de conocer sus inquietudes y preocupaciones sobre el desarrollo de los trabajos de peatonalización. Se les aseguró que la actuación se estaba desarrollando según los plazos que se han proyectado a pesar de los días de lluvia que se han registrado. También hubo un compromiso por parte de la empresa de colocar pasarelas de acceso a los diferentes establecimientos más adecuadas a las que ya se instalaron y que resultaban pequeñas. Los comerciantes demandaron, por su parte, tener una mayor información previa sobre las distintas actuaciones, dentro de esa peatonalización, que les pudieran afectar más directamente.

“Sabemos y entendemos que estas obras puedan generar cierto rechazo, pero insistimos en que esta actuación es necesaria y no se ha podido acometer con antelación porque los presupuestos municipales se aprobaron más tarde de lo previsto. Posponerlas a después del verano hubiera sido un error porque hubieran dañado la campaña navideña en los comercios ya que los trabajos se ralentizan al estar condicionados por la meteorología y el plazo de ejecución es de más de cuatro meses”, ha explicado el alcalde.

Por su parte, los comerciantes han reiterado desde que empezaron las obras que los meses de julio y agosto no son las mejores fechas para acometer estas obras, y han mostrado su malestar porque se está notando en sus ventas. En ese sentido, desde hace unos días colocaron unas pancartas en las entradas de la calle en las que se puede leer ‘No es una carrera de obstáculos, es la calle del obispo en obras’, para reclamar la atención de los peatones y recordarles que los establecimientos siguen abiertos a pesar de las obras.

Comentarios