Algunos comerciantes de Jaca descontentos con el Festival

El Festival Folklórico de los Pirineos se clausuraba este fin de semana y el Ayuntamiento de Jaca realizará un balance definitivo de los últimos tres fines de semana. Mientras, algunos de los comerciantes de la ciudad se han mostrado en desacuerdo con el desarrollo de esta nueva edición, especialmente los comerciantes de la Plaza de San Pedro de Jaca.

Esta zona ha sido elegida para desarrollar conciertos y actividades programadas durante el Festival, por lo que se ha fijado durante estas últimas tres semanas un escenario y caseta de obras que, tal y como han comentado los comerciantes, “han dificultado el tránsito por la calle haciendo que los viandantes no pararan en los comercios”. Además, durante los momentos de las actuaciones, el número de personas que se reunían en la plaza hacía imposible incluso abrir los comercios. De esta manera, tal y como comentan los dueños de varios establecimientos del lugar, las ventas se han visto reducidas notablemente en un momento en el que deberían ser abundantes.

Por otra parte, en relación con el tema social la ubicación de ese escenario y la gran afluencia de gente han hecho que personas con sillas de ruedas, carritos de niños o gente con dificultades físicas pudieran moverse por estas zonas. Además, según explican los vecinos de la zona, si se hubiera requerido asistencia médica o de otro tipo que incluyera la entrada de vehículos en la plaza la problemática hubiera sido mayor dada la gran cantidad de personas reunidas y la situación del escenario en el centro de la plaza.

Por estas razones, los comerciantes abogan por haber realizado las actuaciones en otros lugares que sí estuvieran habilitados para ello, como la ciudadela o la Plaza de Sanlure, donde el espacio es grande y ningún comercio se vería afectado.

Comentarios