Sin noticias del retablo de La Resurreción de Benabarre

Desde que el pasado mes de mayo se conociera que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón había desestimado dos recursos interpuestos por el Consorcio del Museo de Lérida Diocesano y Comarcal y la Diputación de Lérida, referidos al ejercicio del derecho de retracto por el Gobierno de Aragón en la compra de la tabla del retablo con la representación de La Resurrección de la iglesia de Benabarre y atribuida al pintor Pedro García de Benabarre, no existe ninguna noticia nueva. Alfredo Sancho, alcalde de Benabarre, explicaba que se trata de un proceso largo en el que hay que ir poco a poco.

Audio sin título
Audio sin título

Por lo que respecta al retablo de Santa Elena, que a principios de abril se trasladaba al Museo Diocesano, para su restauración, Sancho apuntaba que se están cumplen los plazos de la misma.

Cabe recordar que, el proceso de aclimatación retasó, en varios meses el traslado al museo diocesano y, por lo tanto, el inicio de los trabajos de restauración que, previsiblemente, se iban a acometer desde principios de año.

El pasado mes de noviembre Ayuntamiento de Benabarre y Obra Social de Ibercaja firmaban un convenio por el que la entidad bancaria aportaba 9.600 euros para apoyar esta restauración que se estima durará unos seis meses.

Cuando este proceso concluya, el retablo se expondrá, durante un año, en el museo diocesano y regresará, nuevamente, a Benabarre.

El retablo de Santa Elena, que actualmente, fue pintado para la capilla del antiguo hospital de Benabarre. Se compone de cuatro tablas, la central, que representa a Santa Elena, en la de la derecha, aparece San Juan Bautista, a la izquierda, San Antonio Abad, y en la cuarta y última tabla, llamada predela o banco, aparecen nueve figuras presididas por la Imago Pietatis. La obra data del año 1.420 y fue pintada por Pere Teixidor y donada por el benabarrense Domingo Pons, fundador del hospital de Benabarre y canónigo de las catedrales de Lérida y Barcelona.

Cuando el retablo regrese a Benabarre, volverá a la iglesia parroquial aunque no a su ubicación actual, puesto que, se expondrá en una capilla lateral, en la que apenas reciba luz, y se colocarán paneles explicativos.

Comentarios