Las pancartas de las peñas se centran en temas urbanísticos, recortes y seguridad

Pancarta San Lorenzo cabalgata

Las peñas recreativas vuelven a hincar el diente en la actualidad, en las cuestiones que por alguna razón carcomen, enervan o, simple y llanamente, irritan a los distintos peñistas. Esas preocupaciones las reflejan de manera incisiva, incluso mordaz, en sus pancartas que pasean con orgullo y con intención de que haya determinadas personas que se den por aludidas. Este año, ciertos temas urbanísticos, de festejos y el debate entre seguridad y libertad centran buena parte de los mensajes.

PEÑA ZOITI

Su apuesta traspasa las fronteras oscenses e incluso las aragonesas y muestra a personas públicas disfrazadas de personajes variopintos de la sabiduría popular. Se puede encontrar la imagen de un tal Rubamel, de quien se deduce es una mezcla entre el señor Alfredo Pérez Rubalcaba y Gargamel; Iñaki Urdangarín como si fuera el Rey León; Ana Mato como Cruella de Vil; Leo Messi como gemelo de Daniel el travieso y Luis Bárcenas como la Reina de Corazones de Alicia en el País de las Maravillas. El lema no podía ser otro: “Este cuento no nos gusta”; el cierre tampoco: “Colorín colorado, este cuento no ha acabado”.

PEÑA LA PARRILLA

La pancarta de adultos contiene las palabras “los recortadores” sobre el escudo de la peña. A un lado y a otro, encima de sus respectivos caballos, la alcaldesa, Ana Alós, y la concejal de fiestas, Gema Allué, parten las cuerdas que sostienen actos que la peña hacía y se cortaron de raíz. Algunos ejemplos son el local social, las vaquillas, la carta de la plaza de toros o las actividades de la plaza de Luis López Allué, cuestiones que una vez cortadas las cuerdas caen a un pozo sin fondo. La pancarta infantil consiste en dos niños dándose un beso, con un agente de la policía y otro de bomberos que tratan de garantizar que estén seguros.

PEÑA LAURENTINA

La mítica sala del Jai’ Alai sigue ocupando la pancarta de esta peña, pero se conjuga con un tema que también ha levantado ciertas polémicas en la ciudad. El Jai’ Alai está en el centro de la rotonda del Paseo de Ramón y Cajal, pero se asemeja a una rotonda de emergencia. Cada una de las salidas de la polémica obra urbanística en la ciudad va a parar a una de las posibles salidas de emergencia para la sala del Jai’ Alai.

PEÑA 10 DE AGOSTO

En la imagen, el concejal de Movilidad, Gerardo Oliván, junto con la de Fiestas, Gema Allué, y la primer Edil, Ana Alós, huyen a toda prisa de los peñistas que les persiguen con un carretón (carro que se utiliza para simular los movimientos del toro) y les tiran cosas; entre ellas una tarta con el número 20 por los 20 años que cumple la peña. El lema: “Encierros de Huesca”. Según la peña se trata de una pancarta que recoge “el malestar de los peñistas porque una cosa es seguridad y querer hacer las cosas bien y otra muy distinta es entrar en la dinámica de las trabas para todo”.

PEÑA LOS 30’

Las pancartas de esta peña abordan el tema de que en la plaza de Luis López Allué hayan dejado de hacerse actos, y que "en general se hayan reducido las actuaciones y verbenas de manera considerable". En una de las imágenes se puede leer “Silencio… zona residencial” y “plaza de Luis López Allué, sin verbenas… esto no es lo que era”.

PEÑA LOS QUE FALTABAN

Sobre fondo azul, a modo de cartel de autovía, se ven las cosas que, en opinión de esta peña, van mal en la ciudad o, al menos, la forma en que iría mejor: Como por ejemplo, más polígonos industriales, etc.

Comentarios