Diversión y espectáculo con dos orejas para El Cordobés, y una para Padilla y El Fandi

Está claro que es otro tipo de toreo, no del agrado de los puristas, pero corridas como la presenciada este martes en la Plaza de Toros de Huesca tienen su público y además llenan, como sucedía con el sol, por lo que también es lícito reconocer que tal cual está la fiesta son una parte fundamental de ella. No se abrió la puerta grande en esta ocasión, pero la diversión y el espectáculo fueron del agrado de muchos de los espectadores que reclamaron alguna oreja más de las concedidas por la presidencia.

Con casi lleno en los tendidos, a rebosar los de sol, se lidiaron toros de La Palmosilla, bien presentados, con juego desigual, aunque manejables para los toreros. El Cordobés: oreja y oreja; Padilla: silencio tras aviso y oreja con fuerte petición de la segunda y dos vueltas al ruedo; El Fandi, silencio y oreja.

En una feria como la de Huesca no puede faltar un cartel de este tipo como se ha demostrado de nuevo. Son tres toreros que caen bien entre los menos aficionados y que se entienden perfectamente con sus incondicionales, como se vio ya en el paseillo. Especial mención para el matrimonio Padilla-Huesca, que quedó de nuevo evidenciado en el ruedo.

El Cordobés abrió el cartel con un toro noble en el que estuvo muy entregado desde el capote, manejándolo a media altura con la muleta y tras una primera parte de la faena, cambió los terrenos al sol donde sacó todo su repertorio con adornos, desplantes y el salto de la rana, ante el delirio de la grada. Mató de estocada y se llevó una oreja. Hubo petición de una segunda, pero en este caso la presidencia estuvo correcta ya que se vio poco de clase con la muleta.

En el cuarto, el excesivo castigo en el caballo molestó a El Cordobés y fue determinante para que tras dos volteretas el toro llegara con lo justo y un poco menos al momento importante de la lidia. De nuevo el repertorio y una estocada entera le valió una segunda oreja por la petición de los tendidos.

Al grito de Padilla maravilla, el jerezano salió con todo en Huesca, una vez más. En su primero se lució con el capote sacando al astado de las tablas al centro del ruedo, llevándose la primera ovación. Con las banderillas estuvo en su línea con un último par al violín de buena ejecución. Brindó la faena al público que lo apoyó en todo momento. Tuvo el toro a su merced. Lo manejó bien, pero la espada la privó del trofeo.

El quinto fue un alboroto general. Lo recibió con una larga cambiada, lo llevó al caballo con elegancia y banderilleo con brillantez. Con la muleta lo llevó bien a media altura para mantener la embestida y culminó de cara a la galería con desplantes y pases de rodillas para llegar más todavía al tendido. Mató de una estocada entera y le cortó una oreja con una gran petición de la segunda y bronca a la presidencia. Dio dos vueltas al ruedo como premio.

Cerraba la terna El Fandi al que sus compañeros le obligaban a entregarse a fondo. Tras recibirlo también con una larga cambiada, destacó también en banderillas donde demostró un gran poderío físico colocándole cuatro pares. Lo malo es que el toro se agotó y se acabaron las opciones de nada. Mató bien, pero su actuación se quedó en silencio en los tendidos.

Y en el sexto no quiso quedarse atrás y tras castigarlo poco en el caballo, volvió a dar brillantez a la colocación de banderillas, para subir el calor de los tendidos. En la faena la faltó profundidad. El toro era el más descastado, pero noble, y El Fandi aprovechó un poco su condición, aunque sin brillantez en una faena sin transmisión y algo atropellada. Mató bien y eso le llevó a cortar su primera oreja, la cuarta de la tarde, para terminar una corrida de diversión y espectáculo, aunque algunos no lo vean así.

Se cierra la feria con la quinta de abono este miércoles con la corrida de rejones para Pablo Hermoso de Mendoza, Diego Ventura y Andrés Romero con toros de Hermanos Sampedro. La tarde pinta bien, tanto en la entrada de público como por la presencia de los dos mejores del escalafón. Esperemos que sea un buen broche a esta primera feria de Albahaca&Plata.

Comentarios