Huesca intenta volver a la normalidad

16 agosto limpieza camión agua

Tras una intensa semana festiva, la capital oscense vuelve a la normalidad. La situación provoca que ya no se cuelgue el cartel de "cerrado por vacaciones" como se hacía anteriormente y que convertía a Huesca en una ciudad con muy poca actividad.    Una vez pasados los siete intensos días de fiesta vividos toca regresar a la rutina, algo que algunos vecinos agradecen. Por ejemplo, las labores de limpieza de la ciudad han comenzado, han sido inmediatas y han debido de ser arduas pero los vecinos valoran esta tarea puesto que eso les permite volver a verla como de costumbre.     Muchos oscenses viajan a otros lugares para descansar por vacaciones, hay diferentes puntos de retiro, aunque cada vez hay más personas que deciden quedarse en los días posteriores o que se ven obligados a hacerlo por la mella que hace en los hogares la crisis económica.    Los ciudadanos volvían a la calle tras el jolgorio de los días pasados pensando ya en el día a día, hay opiniones para todos los gustos, sobre la limpieza o sobre el cierre de algunos comercios, aunque coinciden en que hay más movimiento que en años precedentes.

Comentarios