A finales de agosto se realizará la limpieza del cauce del Sosa por la CHE en Monzón

Tal y como anunciara el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xabier de Pedro, en Monzón en el mes de mayo, a finales de agosto o comienzos de septiembre se realizará la limpieza del cauce del río Sosa, a su paso por la capital mediocinqueña.

Una vez redactado el proyecto sobre los datos técnicos recabados por la Confederación se va a ejecutar en próximas fechas.

El adecentamiento del Sosa es una vieja demanda en Monzón, ya que desde 2006, no se ha llevado a cabo ninguna limpieza, por lo que ofrece una imagen de dejadez y suciedad denunciada por vecinos de la ciudad. Cabe recordar que este río fue encauzado en 2004, siendo una obra muy demandada y que fue vital para minimizar la última gran riada.

Hace unos días se iniciaba la exposición pública del proyecto de la segunda fase del encauzamiento del río Sosa en Monzón, y de los bienes y derechos afectados, cuenta con un presupuesto de licitación de 11.573.405,37€ (IVA incluido) y tiene un plazo de ejecución de 17 meses.

Las obras incluidas en el proyecto de la segunda fase se ubican principalmente aguas arriba del encauzamiento existente, además de una protección, aguas abajo, frente al parque fluvial de la Jacilla. Consisten en tres actuaciones diferentes: el encauzamiento en ambas márgenes, que se llevará a cabo en el tramo comprendido entre el puente del antiguo FFCC y la N-240; el recrecimiento del encauzamiento de la margen izquierda en los extremos y la demolición y encauzamiento en el tramo central (espacio comprendido entre la N-240 y el puente antiguo); y el encauzamiento en la margen izquierda.

En este último tramo, aguas abajo del puente de la Jacilla, se actúa en la margen izquierda, ya que la derecha está englobada dentro del “Parque fluvial de la Jacilla” y declarada como zona inundable. Como actuaciones complementarias al propio encauzamiento está previsto el acondicionamiento del trasdós del muro del tramo 1 en la zona del parque Baltasar Gracián, permitiendo su uso como mirador al río; la adecuación de la Avenida Goya, afectada al elevar la coronación del muro existente y los cuatro nuevos accesos al cauce del río (en el Parque Baltasar Gracián; dos en la Avenida de Lérida –en el puente de la N-240 y en el de la Calle Joaquín Pano-; y en la zona central de la Avenida Goya.

Comentarios