Diego Luna: “Me quedo, sobre todo, con la actitud que han tenido los toreros”

toros San Lorenzo toreros

Es el debut de la empresa oscense Albahaca y Plata con la feria taurina de Huesca y la opinión generalizada del público es muy satisfactoria, como también lo es la del propio Diego Luna, empresario taurino. No obstante, como organizador de la feria, Luna es muy consciente de que hay que seguir trabajando para mejorar.

"La primera piedra" se ha puesto y "ha funcionado", indica Diego Luna; se trata de un debut que "ha procurado reponer la dignidad del mundo del toro”, después de que hubiera “tocado fondo” y los miembros de Albahaca y Plata se vieran en la “obligación moral” de salir a su rescate.

Un reto que para Albahaca y Plata no acaba aquí puesto que a lo largo del año esta empresa sigue al frente de la gestión de la plaza y pretende dinamizarla mediante acciones aún por concretar, como por ejemplo la apertura de puertas de la plaza al menos una vez al mes.

De esta feria, Luna se queda con “la actitud de los toreros” porque se enorgullece de que estos entendieran la necesidad de “devolver esta feria al mapa taurino” y quizá, por eso, “todos los días ha habido algún elemento por el que la jornada se hiciera interesante; por ejemplo, el día 10 Enrique Ponce dio una lección de señorío con su toreo, en otra ocasión Miguel Ángel Perera se jugó la vida y los rejones también se esforzaron”

La concejal de fiestas del Ayuntamiento de Huesca, Gema Allué, indica que, tanto en el plano económico como turístico, “la feria taurina es importante” y sitúa las fiestas en el mapa y en esta edición se ha logrado “devolver la ilusión al aficionado a la feria”.