La concejal de Cultura de Jaca, María Jesús Abad, hace balance positivo de la Feria del Libro

La pasada semana se celebraba en Jaca la XIV edición de la Feria del Libro, que un año más ha contado con el Paseo de la Constitución como escenario. Una de las novedades más importantes de esta edición ha sido la incorporación de un día más a la feria, por lo que los vecinos de Jaca y los visitantes de la ciudad han disfrutado de seis días de literatura y actividades. Tal y como ha comentado la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Jaca, María Jesús Abad, el balance que se hace de este año es positivo, pues a pesar de ha habido días mejores y peores, en general todas las actividades han atraído a un gran número de gente.

A pesar de ser conocedora de la dificultad económica de la época, Abad se ha mostrado satisfecha por el desarrollo de la feria. Desde el Ayuntamiento, explica la concejal, solo se ha pretendido difundir la cultura y animar a la gente y a los niños a que se diviertan y, especialmente, sean lectores. La concejal también se muestra conocedora de lo difícil que es que autores nacionales acudan a esta feria por los días en los que se desarrolla, puesto que el mes de agosto es época de vacaciones para gran parte de personas, pero aun así explica la gran afluencia que se ha podido ver en presentaciones y firmas como la de Javier Reverte y Mario Garcés, o en el gran homenaje que se llevó a cabo el domingo al desaparecido José Luis Sampedro.

En relación con a la situación, un año más ha sido el Paseo de la Constitución ha sido elegido para albergar la Feria del Libro. La problemática de años anteriores por la constante creación de polvo que ensuciaba el género, ha sido solucionado gracias a la incorporación de moquetas de césped artificial, lo que ha hecho estar conformes a todos los libreros y editoriales. Además, las lluvias abundantes de este año han permitido que el paseo se viera “precioso y muy bonito”, explica Abad, lo que aun ha aportado más alegría a la feria.

Comentarios