La campaña de Labitolosa se centra en la puerta de acceso a la fortaleza

Hasta el sábado tiene lugar una nueva campaña de excavaciones arqueológicas en Labitolosa que, un año más, lleva a cabo la Universidad de Zaragoza. En esta edición, el reto es avanzar en la excavación y estudio de la puerta de acceso a la fortaleza. En ello, trabaja un equipo de diez personas, dirigidos por Mª Ángeles Magallón y José Ángel Asensio que participan en estas campañas desde hace 23 años. La primera comenzó como directora de la misma, mientras que Asensio lo hizo como estudiante antes de ser codirector.

Ambos indicaban que, por segundo año consecutivo, los recortes sólo han permitido llevar a cabo una excavación de “supervivencia” , que ha sido posible gracias a una subvención “voluntaria”. Y aunque no tiene metas muy ambiciosas sí que va a resultar muy fecunda desde el punto de vista científico. El reto es, una vez confirmada la existencia de la puerta de acceso a la fortaleza, su excavación y estudio.

El lunes cuando llegaron encontraron, los monumentos cubiertos en buen estado, pero siguen echando en falta mayor protección y conservación de otros donde si se acusan los efectos de un invierno lluvioso. Por eso, los primeros trabajos, al inicio de cada campaña, consisten en actuar en aquellos puntos que más deterioro han sufrido y trabajar en el punto que se ha decidido.

Tanto Magallón como Asensio echan de menos el objetivo formativo de estas campañas y las caras nuevas que aprendan y dinamicen la zona. De hecho, Labitolosa ha llegado a tener campañas con casi medio centenar de participantes y tres semanas de duración.

Además la necesidad de fomentar el turismo de interior, poniendo en valor este yacimiento, lo cual implicaría el arreglo de los caminos que llevan hasta el yacimiento o la colocación de paneles explicativos. Señalaba Magallón que las personas lo que quieren es conocer su historia, de ahí la necesidad de dar más valor a este yacimiento.

Comentarios