Aragón requerirá al Museo Nacional de Arte de Cataluña la entrega de las pinturas de Sijena

Monasterio de Sijena

El Consejo de Gobierno ha acordado requerir al Museo Nacional de Arte de Cataluña la entrega de las pinturas murales de la Sala Capitular del Real Monasterio de Sijena. El requerimiento se produce después de que la Orden de San Juan de Jerusalén, propietaria del monasterio, cediera al Gobierno de Aragón los derechos para reclamar la devolución de estas piezas de arte que fueron expoliadas durante la Guerra Civil.

Alfonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena, señala que desde Cataluña se está dando una imagen que no se acerca a lo que está pidiendo Aragón, diciendo que allí las han conservado y restaurado y que ahora piden el regreso de las pinturas, ya que según Salillas se viene pidiendo desde 1939.

Añade que ya tenían preparada la petición de expropiación de las pinturas, pero que ahora al ceder la orden religiosa los derechos al Gobierno de Aragón toca esperar a nuevos acontecimientos.

Además, el Consejo de Gobierno ha autorizado a la Dirección General de Servicios Jurídicos a emprender las acciones que procedan en derecho para lograr la reintegración de estas pinturas en caso de que el requerimiento no sea atendido.

El Gobierno de Aragón quiere defender de esta forma la integridad del patrimonio histórico y cultural aragonés, ya que estos murales románicos forman parte fundamental e inseparable del Real Monasterio, catalogado como Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional.

Las pinturas de la Sala Capitular datan de principios del siglo XIII y son de un valor excepcional. Una parte de ellas se perdió durante el saqueo e incendio del Monasterio en 1936. El resto, gravemente dañadas, fueron arrancadas y trasladadas a Barcelona en 1960. Permanecen desde entonces en el Museo Nacional de Arte de Cataluña sin ningún título jurídico que justifique su posesión ni depósito formalmente constituido.

El Gobierno de Aragón solicitó a las propietarias del Monasterio de Sijena la cesión de derechos para poder emprender las acciones administrativas y procesales necesarias para lograr la recuperación de estas pinturas. El objetivo es poder reintegrarlas al Real Monasterio.

Comentarios