La DPH cuenta con su Código de Buen Gobierno

Pleno DPH Diputación Provincial de Huesca

El último pleno de la Diputación Provincial de Huesca aprobaba, entre otras cuestiones, el Código de Buen Gobierno del ente provincial que ya ha salido publicado en el Boletín Oficial de la Provincia. Se trata de una serie de principios y el diseño de instrumentos de gobierno que contribuyan a consolidar pautas de comportamiento de los representantes locales.

Entre sus principios, destaca que los electos locales actuarán en el desempeño de sus funciones conforme al ordenamiento jurídico actual y que en sus actuaciones regirán la eficiencia, la modernización de la administración y el buen servicio a la ciudadanía.

Habla también el código de la contribución a la mejora de los modelos de gestión, de transparencia, inclusión social, respeto a la voluntad del ciudadano, lucha contra el cambio climático, respeto de los derechos humanos y la abstención de usar sus funciones o prerrogativas del cargo para favorecer intereses privados.

El código cuenta también con medidas de mejora de gestión y calidad de la democracia local ya que considera indispensable el estímulo y desarrollo de todas las medidas posibles para acercar la Administración Local al ciudadano.

Hace referencia el texto también a las incompatibilidades y declaraciones de actividades y bienes. Los representantes locales harán al inicio y final del mandato declaración sobre causas de posible incompatibilidad, se trasladarán al registro los cambios patrimoniales y se publicarán las retribuciones íntegras.

Sobre las retribuciones, el código indica que deberán responder a criterios objetivos tales como la población, el presupuesto o la situación financiera provincial. Se hará una relación de diputados con dedicación exclusiva, las cuantías retributivas se fijarán utilizando diferentes baremos, serán publicadas para el conocimiento de la ciudadanía y se promoverá la creación de un fondo de la Comunidad Autónoma para garantizar retribuciones a los electos locales de ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes.

El último apartado del código habla de medidas de democracia participativa fomentando una administración relacional, dialogante, que implique y consulte a la ciudadanía. El gobierno local educará para la participación ciudadana y asegurará el derecho a la información entre la ciudadanía.

Comentarios