Arranca el nuevo autobús, herramienta para vertebrar la inminente peatonalización de Huesca

ana alós bus

Más paradas, mayor frecuencia, nuevas tecnologías y servicio más accesible son algunas de las características del nuevo servicio de autobús urbano que este domingo comenzaba en la ciudad de Huesca. La alcaldesa, Ana Alós, hablaba de esta inauguración como uno de los momentos más importantes para la ciudad en lo que lleva de mandato, porque supone un paso imprescindible hacia la peatonalización del centro que comenzará próximamente. “Por fin Huesca cuenta con un transporte público de calidad”, aseguraba. Hasta el 5 de septiembre el servicio será gratuito para todos los públicos.

El consistorio comienza esta nueva etapa con la confianza de que los oscenses adapten sus hábitos de movilidad al transporte público.

El estudio de la empresa adjudicataria, Alosa, Grupo Avanza, ha establecido tres líneas circulares que tienen más de 30 zonas de parada. La tarifa normal es de un euro, con opción de bonos de 20 viajes. Para los jubilados y los niños menores de 7 años el transporte es gratuito y ya ha habido unas 800 peticiones de estos abonos. Para que la demanda del servicio sea mayor, la frecuencia se ha multiplicado.

El nuevo transporte público tendrá dos líneas circulares cortas que unirán, en ambos sentidos, el Perpetuo Socorro con el hospital San Jorge cada 20 minutos. Además, habrá otra circular más larga que llegará hasta el cementerio y los centros comerciales del Sabeco, Eroski y Lidl, cada 40 minutos. Ésta última funcionará también los fines de semana.

En cuanto a las mejoras de los vehículos, son accesibles para personas con movilidad reducida, tienen conexión a wifi a internet y cuentan con señalización acústica interna. Habrá además 5 marquesinas con información del tiempo de llegada del siguiente autobús.

Es un servicio obligatorio para la ciudad al sobrepasar los 50.000 habitantes. Se estima un déficit de 300.000 euros anuales, cantidad que el consistorio deberá asumir. Hasta ahora el déficit era de 150.000 euros al año.

La alcaldesa asegura que se ha garantizado que sea un servicio sostenible económicamente en el tiempo. Habla de ampliar las líneas si el uso es elevado.

Este domingo, un recorrido de poco más de 10 minutos desde la plaza de Navarra inauguraba el nuevo servicio de trasporte público urbano. Acompañaban este primer viaje una nutrida representación municipal junto con directivos de la empresa que gestiona el servicio, Alosa, del Grupo Avanza.De 7 de la mañana a 11 de la noche

En cuanto a los horarios, de lunes a viernes las líneas convencionales (C1 y C2) comienzan a las 7.10 horas de la mañana y a las 18.30 horas acaban su servicio. La línea que llega hasta el cementerio y los centros comerciales del extra radio arranca a las 7.10 horas y finaliza a las 22.50 horas. Los fines de semana ésta misma línea C3 comenzará a las 9.40 horas y acabará a las 22 horas.

Comentarios