Peregrinaje ciudadano para pagar los 10 euros del parquímetro

parquímetro parking

Desde la subida del precio a 10 euros de la anulación de una denuncia en el parquímetro de Huesca, su pago está suponiendo un verdadero peregrinaje para los ciudadanos en Huesca. El Ayuntamiento está aplicando la nueva normativa, subida del 300% incluida de este concepto en caso de no carecer de ticket, pero no ha previsto la ubicación de los expendedores que permiten el pago con tarjeta.  De momento, y con los actuales expendedores, solo es posible anular una multa de zona azul introduciendo diez monedas de un euro, cuestión harto complicada y que obliga a los denunciados a peregrinar por los comercios en busca de monedas.  La empresa que gestiona el servicio de zona azul de la ciudad, Dornier, reconoce este desajuste, y espera que en unos días las nuevas máquinas estarán operativas.  Dichos aparatos permitirán el pago con tarjeta de crédito y la utilización de la tarjeta ciudadana que quiere poner en marcha el Ayuntamiento de Huesca, explica Antonio Martínez, responsable de Dornier.   Desde el equipo de gobierno se pide paciencia a los usuarios y esperan poder subsanar esta deficiencia. Mientras tanto, las denuncias siguen su trámite aunque el concejal, Gerardo Oliván, recomienda, en estos casos, recurrir ya que se entiende que es una situación especial.   En la actualidad, el no colocar ticket en una zona azul comporta una sanción que se puede anular con el pago de 10 euros. Si solo se ha sobrepasado el horario establecido la anulación es de cinco euros.

Comentarios