El Ayuntamiento achaca a un error administrativo el cambio de licencia del “Tumbao”

Tumbao La Luna

Tras los últimos episodios violentos que se han dado en el Tubo, el Ayuntamiento ha descubierto que el establecimiento “La Luna”, el anterior “Tumbao”, no tiene licencia de café cantante. En 2009 la comisión de Seguridad Ciudadana aprobó, por unanimidad, conceder dicha licencia a este establecimiento ya que entendía que cumplía los requisitos. Un paso que se tiene que completar, para hacerlo oficial, con una resolución administrativa, bien mediante un decreto o por un acuerdo de la Junta de Gobierno, algo que no se hizo.

Audio sin título

El actual equipo de gobierno se ha dado cuenta del error y ha comunicado al propietario que su licencia es la de bar con equipo de música y que debe actuar como tal. En 2009 el PSOE estaba en el gobierno y califica de sorpresa esta situación, no saben por qué no se firmó ese decreto y lo achacan a un error administrativo.

Los hechos se remontan a septiembre de 2009 cuando la concejal de Seguridad Ciudadana era Amalia Aso y Fernando Elboj, el alcalde. Entonces, la comisión dio el visto bueno a la concesión de la licencia de café cantante al Tumbao, sin embargo, ese acuerdo no se oficializó mediante un decreto, aunque se dio por hecho que la tenía y así constaba en los informes municipales. Desde el PSOE dicen que van a investigar por qué no se firmó aunque creen que fue un error administrativo de la secretaría general en unos meses de mucho trabajo, en pleno proceso de reorganización del catálogo de hostelería de la ciudad.

El actual concejal, Eloy Solano, repasó el expediente de ese establecimiento tras las últimas reyertas, fue entonces cuando constataron que estaba incompleto. También observaron que la solicitud de esa licencia había llegado fuera de plazo pero que ese punto se obvió en la citada comisión.

El local, aunque ha cambiado de nombre y de gestor, sigue siendo del mismo propietario, quien ha arrendado el establecimiento. A partir de ahora, explica Eloy Solano, deberá cumplir el horario y la actividad de bar con equipo de música. No se contempla una sanción ya que se entiende que ha sido un error administrativo. En cualquier caso, dice, si ese decreto no se firmó, el propietario no recibió la licencia oficial, aunque se le hubiera comunicado de palabra.

Comentarios