Agosto, mes “normal” en cuanto a temperaturas y precipitaciones en Aragón

La Delegación Territorial en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET, ha dado a conocer el avance climático con la caracterización térmica y pluviométrica del pasado mes de agosto en su ámbito territorial, Aragón, La Rioja y Navarra. Para la Comunidad de Aragón, agosto fue “normal” en cuanto al comportamiento de sus temperaturas, con un promedio de 0,1º más con respecto a las medias habituales, y “normal” en cuanto a sus precipitaciones, con un porcentaje de precipitación sobre la media, del 92%.

Si hablamos de temperaturas, en Aragón, el mes tuvo un comportamiento normal en términos generales, con tendencia a frío en la mitad oriental de la provincia de Huesca, y a cálido en el sudoeste de la de Teruel (incluso fue muy cálido en su capital). Las anomalías observadas oscilan entre -0,8º en Barbastro y 0,9º en Calamocha, con un promedio de +0,1º C con respecto a las medias habituales del mes.

En cuanto a precipitaciones, en Aragón, el carácter de agosto ha sido normal, pero con desigual reparto, fruto de la irregular distribución de la actividad convectiva sucedida durante el mes: húmedo en Jacetania, Ribagorza, valle medio del Ebro, Jiloca y Javalambre (incluso extremadamente húmedo en Valdejalón) y seco en el Moncayo, Monegros y Gúdar, y hasta muy seco en las Cinco Villas y Valderrobres. El porcentaje de precipitación sobre la media alcanzó el 92% con un gran rango que osciló entre el 20% en Valpalmas y el 306% en La Almunia.

Desde AEMET se considera que, en general, y para el conjunto de su demarcación (Aragón, la Rioja y Navarra), el mes de agosto ha tenido un carácter térmico normal. El promedio de las anomalías observadas ha sido prácticamente nulo, con oscilaciones entre -1º y 1º aproximadamente, con respecto a los valores normales del mes para el periodo de referencia 1971-2000.

Respecto a las precipitaciones, el carácter de las caídas en agosto, en general y para toda la demarcación territorial, ha sido entre normal y seco. El mes tuvo tendencia a muy seco en las zonas más expuestas a la influencia atlántica y, por efecto de las tormentas propias de la estación, quedaron dibujados núcleos húmedos de irregular reparto en las de ámbito más mediterráneo. El porcentaje de precipitación promediado para todo el territorio ha sido del 72% con respecto a los valores medios del mes, para el periodo de referencia 1971-2000.

Comentarios