Una mirada al fenómeno de la colonización desde San Lorenzo del Flumen

Hoy por Hoy San Lorenzo del Flumen

El fenómeno de la colonización agraria hay que entenderlo como un proceso de colonización interna, dentro de España, y que se utilizó en tiempos de la dictadura como instrumento de expansión y de explotación de territorios que hasta entonces habían permanecido baldíos. Uno de los ejemplos es San Lorenzo del Flumen, en el territorio de Los Monegros, y que surgió en el 1963, por lo que está celebrando su 50 aniversario.

Su población inicial pues, no es autóctona y el pueblo se habitó con inmigrantes principalmente de Zaragoza y pueblos expropiados del Pirineo a causa de la creación de embalses. La primera generación de colonos recuerda que los inicios no fueron nada fáciles.

Familias enteras desconocidas entre sí llegaban en carros o taxis con lo puesto. A cada colono se le entregaba un título con sus propiedades, lo que se llamaba “lote” compuesto por: una vivienda, una finca, un huerto y en función de la demanda, una yegua, una vaca, algún cerdo y las semillas y el abono para poder cultivar. En definitiva, empezar de 0.

El nivel de vida poco a poco fue incrementándose y la superficie cultivable comenzó a resultar escasa por lo que muchos colonos de segunda generación se vieron obligados a emigrar. En la actualidad, la ya tercera generación está caracterizada por su diversidad, aunque también sienten los achaques del medio rural.

Todo este fenómeno, poco investigado, se analiza en profundidad en el Centro de Interpretación de Sodeto, único de estas características en toda España. Es precisamente otro pueblo de colonización de Los Monegros, claro ejemplo representativo y que ya celebró sus 50 años. En este 2013, también lo hacen además de San Lorenzo, Curbe o Valfonda de Santa Ana.

En San Lorenzo del Flumen, su Comité Organizador, ha programado a lo largo de todo el año multitud de actividades conmemorativas con reconocimientos a los primeros colonos, un día de convivencia que reunió a más de 600 personas, una exposición de fotografías a lo largo de 50 años, un libro, la construcción de una fuente conmemorativa por el escultor local Pedro Anía y un largo etcétera.

Sus gentes se caracterizan por tener una fuerte unión y por una alta implicación vecinal, ya que han sacado adelante iniciativas comunitarias como la construcción de una ermita y a futuro el objetivo es contar con una residencia para la tercera edad de la localidad.

Comentarios