Huesca comienza una semana de trabajo y análisis de las inundaciones

huesca lluvia

Los responsables municipales estudiarán por qué sucedieron las inundaciones del sábado en Huesca, y se trabajará para evitar que vuelva a pasar, aunque reconocen que tanta agua en tan poco tiempo es muy dificil de asimilar para las alcantarillas. Un ejemplo de un espacio donde se actuó y ya no hay incidencias cuando llueve es el polígono Sepes. Si llega a suceder antes de las reparaciones el daño hubiese sido mayor.

A nivel particular, cada ciudadano debe analizar con su seguro privado los daños sufridos en sus casas, comercios o garajes. También para los coches que pudiesen sufrir daños durante las inundaciones. En cuanto a las propiedas municipales las calles no sufrían daños graves.

Lo que se destacaba desde el Ayuntamiento de Huesca es la rápidez de policía local, bomberos, y el resto de cuerpos y fuerzas de seguridad del estado para devolver la normalidad a la ciudad lo antes posible.

TORMENTAS SÁBADO

Una tormenta torrencial que caía sobre las 18.25 horas en Huesca durante alrededor de 15 minutos provocaba inundaciones en varias calles de la ciudad. El operativo de policía local, bomberos, y con la ayuda de la guardia civil y la policia nacional, se ponía en marcha porque muchos coches no podían avanzar por la gran cantidad de agua que había en la calzada. En 30 minutos la policía local recibía 200 llamadas, y los bomberos 80. Durante horas estuvieron devolviendo la normalidad a las calles.

Los cuerpos y fuerzas de segurida recibían multitud de llamadas por locales o garajes que se inundaban. La Avenida Martínez de Velasco era uno de las más afectadas, e incluso los bomberos tenían que sacar algún coche que quedaba atrapado, llegando a cortar el tráfico durante algunos momentos. En la Avenida Monegros con Calle Alcañiz también se cortaba el tráfico durante un tiempo.

No hay que lamentar daños personales. Lo más destacado fue una señora que tuvo que ser rescatada de su vehículo tras quedar atrapado por el agua, y algunas personas en la ciudad que tuivieron que ser rescatadas de ascensores.

Varios locales y garajes también se inundaban por la tormenta, por ejemplo en el Coso varios comerciantes tenían que achicar agua de sus locales. Algunos ramas de árboles caían a la calzada y también tenían que ser retiradas.

En el resto de la provincia, según informan fuentes de la Guardia Civil, no se producían afecciones graves, aunque practicamente en todo el altoaragón caían lluvías, incluso granizo, con mayor o menor fuerza.

En la galería fotográfica de la derecha pueden ver diferentes fotografías de las inundaciones en Huesca.

Comentarios