Madrid y Cataluña concentran las dos terceras partes de lo recaudado con la amnistía central

Las comunidades autónomas de Madrid y Cataluña concentraron el 64,2% de todo el dinero recaudado por la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno, una medida extraordinaria, a la que se acogieron patrimonios ocultos que sólo pagaron por el 10% del dinero no prescrito y defraudado a Hacienda. Lo recaudado en Aragón supone el 1,1% del total. Los expertos dicen que el Ministerio debería investigar a grandes empresas, antes que a autónomos y a pymes, a lo que se dedican los mayores esfuerzos.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) aseguran que Madrid y Cataluña suponen más de 760 millones de euros de los casi 1.200 millones recaudados, seguidas a gran distancia de otras autonomías como la Comunidad Valenciana, Andalucía o Galicia.

En todo el país, la adhesión de los contribuyentes a esta medida fue poco representativa, debido en gran medida a la confianza en mantener oculto el patrimonio en paraísos fiscales, así como las dudas generadas con el recurso de inconstitucionalidad que presentó en su momento el grupo socialista, y la necesidad de presentar complementarias de IVA y del Impuesto de Patrimonio. De hecho, la amnistía apenas recaudó la mitad de lo presupuestado por el Ministerio de Hacienda, que ascendía a 2.482 millones de euros.

Gestha recuerda que menos de 3% de la evasión total del país se acogió a la amnistía. Es decir, el 97% de la evasión sigue manteniendo sus activos ocultos. El conjunto de todas las declaraciones complementarias en 2012 alcanzó los 1.076 millones de euros, un 7,5% más que en 2011, pero si se descuentan los 350 millones relacionados con la amnistía, las declaraciones complementarias cayeron hasta los 726 millones, un 27,5% menos respecto a los 1.001 millones de euros ingresados en 2011.

En Aragón se recaudaron 12,5 millones de euros, fruto de la amnistía fiscal, lo que supone tan sólo un 1,1% del total de España. Si se analiza la recaudación por provincias, se comprueba cómo su repercusión estuvo muy concentrada en las autonomías que cuentan con el mayor número de grandes patrimonios.

Por otro lado, la mayor participación de las grandes fortunas se debe a que el 71,8% de la evasión fiscal procede del fraude cometido por grandes patrimonios y corporaciones empresariales, lo que supone más de 42.000 millones de euros, que escapan cada año al control de Hacienda. Además, este fraude está en sintonía con las elevadas cantidades de billetes de 200 y 500 euros, que se siguen moviendo en nuestro país, que representan el 75% de todo el efectivo circulante en la economía, según los datos del Banco de España.

Con estos datos sobre la mesa, los Técnicos del Ministerio de Hacienda consideran que la Agencia Tributaria debería dedicar más esfuerzo a perseguir el fraude de las multinacionales y grandes compañías del país, en vez de concentrar al 80% de los recursos en investigar a autónomos, microempresas, pymes y asalariados.

Comentarios