Las obras de la calle Canellas, pendientes de los restos arqueológicos encontrados

El Ayuntamiento de Huesca está llevando a cabo varias obras de mejora en el casco antiguo de Huesca. En concreto, se trabaja en el entorno de la Catedral, en la calle Zarandia y en la plaza ubicada entre las calles Desengaño y Peligro. En este punto han aparecido restos arqueológicos, unos sillares que están siendo analizados. En función del resultado de Patrimonio, se verá cómo se modifica el proyecto, que contemplaba la ubicación de contenedores soterrados en ese mismo lugar.

Audio sin título
Audio sin título

Además, se van a sanear las redes subterráneas y se va a reurbanizar la superficie que contará con una plaza y escaleras.

El siguiente paso será reurbanizar la calle Zarandia, que permitirá conectar y facilitar la accesibilidad a las plazas de Los Fueros y de San Pedro. También se sustituirá la red de saneamiento.

Otra actuación destacada es la reurbanización del entorno de la Catedral por las calles Palacio, Doña Petronila y Escalinata. Las obras, que ya han comenzado, cuentan con un presupuesto de más de 467.000 euros.

EL GOBIERNO DE ARAGÓN AYUDA A FINANCIAR LAS OBRAS EN LA CALLE JOAQUÍN ROIG

Estas obras, que tienen un presupuesto global de casi un millón de euros, están financiadas con los Fondos Europeos del Urban y de Cohesión, además del convenio de Política Territorial con el Gobierno de Aragón. Al haberse adjudicado todas las ofertas a la baja, el remanente de este convenio, unos 59.000 euros, va a ayudar a financiar otras obras, las de urbanización de la calle Joaquín Roig. Se trata de una calle, ubicada en el barrio del Perpetuo Socorro, que todavía se encuentra sin asfaltar. El coste de las obras, que también se financian con fondos Urban, es de 236.000 euros. Consistirán en el asfaltado, señalización y mejora de la iluminación.

Comentarios