Pedro Escartín continuará en los cargos de Vicario General y pastoral de la Diócesis de Barbastro-Monzón

Pedro Escartín

Escartín, que comunicaba en el mes de mayo en la reunión del Consejo del Presbiteral su intención de renunciar a ambos cargos, finalmente continuará puesto que en estos momentos y tras un periodo de reflexión es lo mejor para la diócesis. El motivo por el que Pedro Escartín había anunciado que dejaba estas dos responsabilidades era fundamentalmente por el cansancio acumulado durante todos estos años.

Pedro Escartín cumplió en el año 2011 las bodas de oro sacerdotales. Ha sido Vicario General desde el año 1989 con los obispos Ambrosio Echebarría (1992-2010), Juan José Omella y Alfonso Milián, y ha desarrollado este cargo con un brillante trabajo.

Pedro Escartín es natural de Ainsa, en Huesca, donde nació el 13 de diciembre de 1937. Fue ordenado sacerdote de la diócesis de Barbastro-Monzón el 2 de abril de 1961. Es Licenciado en Teología por la Universidad Pontificia Comillas y Diplomado en Pastoral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma.

Desde 1962 fue coadjutor de varias parroquias de la diócesis de Barbastro. Desde ese mismo año y hasta 1983 ha sido, en distintas etapas, consiliario diocesano de jóvenes, de adolescentes y de mujeres de Acción Católica. Fue Secretario de la Vicaría de Pastoral de 1965 a 1968; Secretario General de 1972 a 1983; Vicario de Pastoral 1978 a 1983; y Delegado Diocesano de Pastoral Juvenil de 1985 a 1986.

En dos ocasiones se trasladó a Madrid. De 1983 a 1985 para ser el Consiliario Nacional de Jóvenes de Acción Católica y de 1986 a 1989, como director del secretariado de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, de la que continúa siendo asesor, al igual que de la Comisión Episcopal de Pastoral.

Pedro Escartín, que fue también Administrador diocesano y director del secretariado de la CEAS, es autor de los libros “Un laico como tú en una iglesia como ésta”, “La presencia pública de los cristianos”, “Presbíteros y laicos al servicio de una única misión”, “Declararon la guerra al hambre y de capítulos en varios libros, folletos monográficos y artículos de 30-40 páginas sobre temas relacionados con la fe y la cultura.

Comentarios