Cáritas inaugurará una “Despensa solidaria” ante el “desmesurado” incremento de las necesidades

Desde 2007 hasta 2012 el aumento en las demandas de alimentación y productos de primera necesidad a Cáritas Diocesana de Huesca ha alcanzado un 1700%, pero el volumen de los apoyos económicos en este concepto ha aumentado un 7100%. Este desmesurado crecimiento de las demandas de ayudas y el empeoramiento de la situación de las familias atendidas por Cáritas les ha obligado a dar un paso más en la respuesta. Este lunes se va a presentar el nuevo Centro de distribución de alimentos de Cáritas Diocesana de Huesca en los bajos de la calle Sancho Abarca, 18.

Las ayudas de primera necesidad de Caritas, realizadas a través del programa de Acogida, se destinan principalmente a los gastos relacionados con la vivienda y los suministros (el 70% de lo ejecutado), pero en el último año la demanda de apoyos para alimentación ha crecido hasta puntos alarmantes. Muchas familias sufren un nivel de carencias tal que no pueden asegurar la manutención, por lo que este proyecto pretende ser un apoyo a esas familias y un desahogo de la labor del programa de acogida, garantizando la cobertura de necesidades básicas de un importante grupo de familias en situación de extrema necesidad.

La “Despensa Solidaria San Francisco Javier” nace como un proyecto sustentado por voluntariado de Cáritas y que se desarrolla en plena coordinación y colaboración con el programa de Acogida de la entidad, pues será desde este programa el que determinen las personas beneficiarias del mismo y se realicen los seguimientos mientras se hace uso del recurso.

El proyecto intenta ejercer de manera efectiva la “comunicación cristiana de bienes”, intentando canalizar la solidaridad de los ciudadanos, las empresas o las instituciones públicas y privadas hacia aquellos que más lo necesitan, poniendo en marcha un Centro de Distribución de Alimentos y productos de primera necesidad.

Comentarios