La Ribagorza protagonista en la recta final de las fiestas de Graus

Premios Calibo

El Homenaje a la Ribagorza, era, prácticamente, el acto que cerraba las fiestas de Graus. Los Premios Calibo de la XXVI edición eran para la Asamblea Local de Cruz Roja, el hotel restaurante Cotiella de Campo y la Escuela de Hostelería Guayente. El acto concluía con la actuación del grupo La ruta de las estrellas.

El presidente de la asamblea local de Cruz Roja, Ricardo Girón, recogía acompañado por otros miembros de la misma, el calibo a la Mejor Labor Social.

Girón agradecía el galardón que premiaba el trabajo realizado en estos años y recordaba aquellos sucesos en los que se había intervenido en el último año como la riada de junio o el incendio de Castanesa 2012, además de acompañar a los deportistas en distintas pruebas deportivas o de estar presentes en diferentes eventos siendo su mayor programa el de teleasistencia cuyo encuentro provincial, este año, se celebró en Graus, los acompañamientos y excursiones cortas o los alimentos que se reparten, este año, alrededor de 1.800 kilos.

El calibo a la Mejor Labor Empresarial era para hotel restaurante Cotiella de Campo que recogían Luis Sin , María José Sesé y German Sin Sesé.

Este último, recordaba cómo surgió todo en 1.952 cuando Mariano y Pura sus abuelos se casaron y asumieron una deuda de 100.000 pesetas para adquirir un negocio en la plaza Mayor de Campo que incluía la fabricación de gaseosas y sifones.

En mayo de 1.973 se inauguró el actual restaurante y que, posteriormente, se amplió con un hostal, futuro hotel a partir del año 2.000. Germán calificaba esta trayectoria de valiente.

El calibo a la Mejor Labor Educativa, era para la Escuela de Hostelería Guayente, su directora María Ángeles Grasa, agradecía el reconocimiento al esfuerzo por hacer comarca y divulgar los valores gastronómicos y formativos del territorio. También recordaba a los hermanos de Lasalle y la Asociación Guayente por crear esta vía de formación profesional. Desde entonces, indicaba, más de 2.000 alumnos se han formado allí.

El alcalde de Graus era el encargado de cerrar el turno de parlamentos y lo hacía con un discurso en el que hablaba de los acontecimientos que, en los últimos mese, habían puesto de manifiesto el espíritu solidario de los ribagorzanos cono fue el desbordamiento del Ésera.

José Antonio Lagüens hablaba de unidad para superar retos históricos, en este territorio, como el de las comunicaciones, y se refería a la necesidad de un paso transfronterizo como una oportunidad que, hace años, se dejó pasar. Apelaba a la toma de decisiones con unidad, convicción y valentía.

El grupo La Ruta de las Estrellas ponía el broche musical a la velada.

Comentarios