CHA denuncia el despilfarro económico del recrecimiento de Yesa y la paralización de las obras de la A-21

CHA, a través del diputado Chesus Yuste, ha hecho constar que resulta indignante comprobar como mientras los deslizamientos de las laderas de Yesa provocan desfases económicos continuos y millonarios, la A-21 en Aragón presenta obras paralizadas o tramos sin licitar.

El diputado de CHA por la Izquierda de Aragón, Chesús Yuste, acompañado por el Alcalde de Artieda Javier Jiménez, por el presidente de la Asociación Río Aragón, Luis Solana, y por el Secretario Territorial de CHA, ha visitado las grietas de las laderas que circundan el actual embalse de Yesa, que incluso han afectado a la carretera que discurre junto a la ladera derecha, NA-2420.

Chesús Yuste ha criticado que “a día de hoy el presidente de la CHE, Xabier de Pedro, no haya tenido la decencia de venir al Congreso para informar acerca de los daños, perjuicios, riesgos derivados y despilfarro económico de los deslizamientos producidos en las laderas del embalse de Yesa, como consecuencia de las obras del proyecto de recrecimiento”.

Posteriormente se ha trasladado a Santa Cilia y Ascara donde acompañado por sus alcaldes, Manuel Mañez, y Alfredo Beltrán, ha conocido las graves consecuencias de los tramos paralizados de la autovía A-21, que al presentar taludes inacabados y cunetas sin revestir y canalizar, no pudieron soportar las lluvias del pasado mes de agosto, cortando la carretera de acceso a Somanés y Ascara y degradando los caminos agrícolas.

Yuste ha denunciado el ninguneo que mantiene el Ministerio de Fomento con los municipios afectados y la falta de compromiso para reanudar las obras y finalizarlas sin dilación, pese a nuestras solicitudes en el Congreso o a declaraciones unánimes de las Cortes de Aragón como la del pasado miércoles.

Comentarios