Opinión: Las contradicciones ciclistas del PP

GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA

Hoy día 22 de septiembre finaliza la Semana Europea de Movilidad. Todos estamos de acuerdo en potenciar la bicicleta como medio de transporte. Unos la utilizarán para ir al trabajo y otros para hacer deporte o disfrutar dando un paseo solos o acompañados.

Y está bien que desde las administraciones se invite, como filosofía general, a utilizar menos el coche y más otros medios más sostenibles, más sanos y más respetuosos con el medio ambiente.

Pero estas invitaciones y consejos se deben hacer desde el sentido común y la coherencia. Y el Partido Popular del Ayuntamiento de Huesca ha demostrado en este tema, una vez más, su incoherencia.

Es loable aumentar los kilómetros de carril bici, pero no haciéndolos a pequeños trozos, que de repente desaparecen o finalizan en la acera o en una parada de autobús. Se trata de ocurrencias peligrosas, que incumplen todos los preceptos y exigencias de la seguridad vial. Como muestra de ello, véase el carril bici de la calle del Parque: peligroso, estrecho y un mal ejemplo de seguridad. Es otra acción negligente, improvisada y de falta de planificación.

Por otra parte, hasta el año 2010 se venía desarrollando en todos los centros públicos y concertados de nuestra ciudad el programa Aula en Bici. Era una actividad educativa dirigida anual y gratuitamente a más de 2.200 escolares de 3º, 4º, 5º y 6º de Primaria, en consonancia con el diseño curricular básico. Sus objetivos principales eran el fomento de la utilización de la bicicleta, su conocimiento e integración en el entorno próximo; la búsqueda de un clima lúdico, de predisposición al uso y disfrute de la bicicleta; el conocimiento de la seguridad vial relacionada con el uso de la misma y su utilización responsable y segura, y el fomento de la responsabilidad, la solidaridad y el compañerismo mediante el uso de la bicicleta.

Todos los centros escolares habían solicitado la continuidad de este programa. Sin embargo, Ana Alós, recortadora en Educación donde las haya, nada más llegar en el 2011 decidió anular esta actividad que tenía un coste para el Ayuntamiento de Huesca de 7.500 euros al año. Ahora se van a gastar 2 millones de euros en peatonalizar, reurbanizando una calle.

Mientras tanto, y demostradas sus bondades, el Aula en Bici se está extendiendo por toda la provincia de Huesca (Barbastro, Monzón y Binéfar), sabedores del éxito educativo de la misma. Pero en Huesca el equipo PP-PAR decidió anularla.

¿No estamos empezando la casa por el tejado? En vez de hacer una peatonalización racional, consensuada, pensada y explicada paso a paso, el equipo PP-PAR nos ofrecen una radical peatonalización, muy cara e impuesta “sí o sí”. ¡Pues qué bien!

Comentarios