Las Cámaras de Comercio de Aragón, Pau y Tarbes coordinadas para impulsar conexiones pirenaicas

Representantes de las Cámaras de Comercio de Aragón y de las Cámaras francesas de Pau Béarn y Tarbes et Hautes Pyrénées mantenían recientemente una reunión de trabajo en Francia para analizar el estado de las comunicaciones transpirenaicas, tanto carreteras como ferroviarias, así como la situación de los diferentes proyectos de infraestructuras de transporte que se consideran fundamentales para el desarrollo económico en ambas vertientes del Pirineo y que están pendientes de ejecutar.

Los representantes franceses explicaron, además, su intención de impulsar el denominado “pôle metropolitain Béarn-Bigorre”, que, con sus 600.000 habitantes, puede ser un contrapeso competitivo frente a Burdeos y Toulouse, las capitales regionales de Aquitania y Midi Pyrénées. En este contexto, las Cámaras de Pau y Tarbes han suscrito un protocolo de colaboración con diferentes líneas de actuación, y han reafirmado su voluntad de estrechar vínculos con las Cámaras aragonesas, pues consideran que las relaciones empresariales y los intercambios económicos con Aragón refuerzan el papel de este “centro metropolitano”.

El encuentro, celebrado en la sede de la Cámara de Pau, ha servido para poner en común la información que posee cada delegación sobre proyectos como la mejora de la carretera RN 134 (acceso francés al túnel del Somport), la conversión en autovía de la RN 21 (Limoges-Tarbes), el ferrocarril del Canfranc, el túnel de Bielsa, la Travesía Central del Pirineo, y el Espacio Portalet.

En la reunión participaron Diego Artigot, responsable de Logística e infraestructuras del Consejo Aragonés de Cámaras, Bruno Oliver, director de la Fundación Transpirenaica, Miguel Ángel Piñero, asesor de este organismo, José Miguel Nasarre, director de Fundesa, y José Andrés Laliena, director de comunicación de la Cámara de Comercio e industria de la provincia de Huesca.

Los representantes de las Cámaras francesas informaron de algunas novedades relevantes sobre la situación de estos proyectos. Por ejemplo, avanzaron la noticia de que el prefecto de Pirineos Atlánticos ha manifestado su intención de aprobar la declaración de utilidad pública del tramo Olorón-Bedous de la línea ferroviaria Canfranc-Pau, trámite imprescindible para poder acometer las obras. Asimismo, informaron de la decisión del gobierno francés de poner en marcha dos grandes ejes ferroviarios laterales destinados a cargar camiones de mercancías y, respecto a la implantación de la Ecotasa, indicaron que se pospone su puesta en marcha hasta el 1 de enero del año que viene, en lugar del 1 de octubre, como estaba previsto inicialmente.

Además, indicaron que el 18 de octubre se celebrará en Olorón un acto reivindicativo con participación de representantes institucionales y empresariales para solicitar la construcción de variantes y la mejora de la carretera RN 134.

Sobre el informe “Mobilité 21”, señalaron que este estudio prioriza la línea ferroviaria de alta velocidad Burdeos-Toulouse, generándose inquietud respecto a la posibilidad de que el trazado final que tenga esta línea quede demasiado alejado de Pau y Tarbes. En este sentido, indicaron que la TCP, aunque no ha sido valorada en el estudio de movilidad, es vista por las Cámaras de Pau y Tarbes como una infraestructura fundamental para el transporte de mercancías ante el futuro colapso de los pasos fronterizos de los extremos de la cordillera pirenaica, y como una herramienta que les permite posicionarse y apoyar con más motivo su solicitud de que la línea Burdeos-Toulouse aproxime su trazado hacia Pau y Tarbes.

Los participantes en la jornada de trabajo acordaron mantener un permanente intercambio de información para poder actuar coordinadamente y llevar a cabo acciones de lobby para favorecer el desarrollo de las infraestructuras de comunicación que se consideran imprescindibles.

Comentarios