El Gobierno de Aragón se pondrá al día en el pago de los ARI en el 2014

Miguel Aso, portavoz de Obras Públicas y Urbanismo de IU y concejal en Monzón, preguntaba al consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, en el pleno de las Cortes de Aragón sobre el retraso de las certificaciones de las Áreas de Rehabilitación Integral (ARI) en Monzón, lo que suponía retrasos en el pago de las ayudas.

Alarcón aludía a problemas técnicos para el pago, ya que el actual gobierno no recibía un plan plurianual para el pago de las ayudas del anterior ejecutivo. No obstante, añadía que en la actualidad quedan pendiente 5.530.000 euros y que se estaba pagando a un año vencido.

El consejero esperaba que en el 2014 no quedara ninguna deuda de ejercicios anteriores, es decir, que se pondrán al día, a partir de lo cual se regularizará el pago en tiempo y forma. Además, le apunta a Aso que trasladará a los ciudadanos afectados que cuando hay un retraso de más de tres meses se puede reclamar.

El diputado se mostraba preocupado por no conocer hasta la fecha de hoy los problemas técnicos y recordaba que en estos momentos hay 40 expedientes sin resolver de jóvenes que apostaron en su día por vivir en el casco histórico.

Miguel Aso, explicaba, previamente, que su formación política y social recibía quejas de diversos vecinos/as de la localidad de Monzón en relación con el ARI. “Estos ciudadanos/as entregaron hace aproximadamente un año toda la documentación relativa de las obras pero no han recibido la certificación final y esto les impide cobrar estas ayudas, tanto las del Ayuntamiento de Monzón, como las del Gobierno de Aragón”.

El diputado explicaba que “para obtener este tipo de ayudas se requiere de varias condiciones y, entre ellas, que el gasto a realizar en la rehabilitación, en ocasiones muy importante porque se interviene a nivel estructural, sea adelantado por los vecinos/as y, una vez obtenida la calificación definitiva (documento del Gobierno de Aragón que acredita que están finalizadas las obras conforme al proyecto inicialmente presentado), se realiza el pago de las administraciones (Ayuntamiento y DGA)”.

“Este impago les ha llevado a los mismos a tener que estar pagando altos intereses por créditos que solicitaron para hacer frente a los pagos que hay que adelantar para hacer las obras y que pensaban liquidar una vez fuese cobrada la ayuda”. A su entender, “la situación es todavía peor, en este caso concreto, por tratarse viviendas situadas en cascos históricos, porque las personas que ahí residen, que suelen tener niveles de renta limitados, han hecho un esfuerzo importante para poder mejorar su casa y ahora ven cómo las Administraciones públicas no están cumpliendo con ellos”.

Comentarios